Género, tema y mito

Estándar

4Un texto nace, se cataloga, se reproduce y duerme. En este ciclo de vida textual, el género cobra especial importancia ya que es una etiqueta dada a un escrito. A su vez, un género genera subgéneros que se multiplican entre sí formando una red genérica. Este mismo proceso se da en otros ámbitos. ¿A qué se debe esta gestación de géneros? Probablemente, responda a la necesidad del ser humano de nombrar lo que le rodea. En este sentido, todo texto contiene unos rasgos que lo acercan a un determinado género. Por ejemplo, si en un escrito aparece un vaquero, indios y una puesta de sol nos encontramos ante un western. No importa si en la historia aparecen alienígenas como en Cowboy & Aliens (John Favreau, DreamWorks, 2011) o si el protagonista es un caza-recompensas espacial como en Cowboy Bebop (Cain Kuga, Kadokawa Shōten, 1997 –1998). En ambos casos, ¿seguimos hablando del género western? Sí.

Sin embargo, el filme y el anime citados deambulan por géneros como la ciencia ficción, el género de aventuras y el romance amoroso. Por tanto, un texto o un producto cultural no está restringido a un solo género. Así pues, las fronteras entre los géneros son porosas. Aun así, se suele etiquetar un texto bajo un género concreto. Esta selección es posible que se deba a una estrategia de márquetin por parte de las empresas. Por ejemplo, los discos de Estopa se suelen encontrar en la estantería de pop-rock nacional. Si escuchamos a estos músicos, sabremos que sus canciones no pertenecen a este género musical. No obstante, se les catalogan como tal. Por ello, cada uno debe preguntarse delante de un texto si pertenece al género donde lo han encasillado.

¿Existe una jerarquía entre los géneros? No porque los géneros se interconectan entre sí. Normalmente, la poesía está contenida dentro del género literario. No obstante, un poema puede convertirse en canción o estar incluido en un relato no poético. En cuanto a la primera posibilidad, es interesante el caso de «Palabras para Julia» de José Agustín Goytisolo, ya que ha sido musicalizado por cantantes tan distintos como Paco Ibáñez o Muchachito Bombo Infierno. Por tanto, esta poesía salta entre géneros, lo cual demuestra la porosidad entre ellos. En cuanto al segundo supuesto, Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes, 1605) está lleno de coexistencia entre textos líricos y novelescos.

Volviendo al Viejo Oeste, se afirma que un western lo es por unos indicios llamados temas. Así pues, los ingredientes para hornearlo son: indios malvados, vaqueros invencibles y una damisela en apuros. Una vez ideados estos temas, se cohesionan mediante acción y disparos. Tras esto, el western está listo para ser probado. Si pensamos en estos elementos en abstracto, obtendríamos un villano, un héroe y alguien a quien salvar. Por tanto, estos tres tipos forman un tema. A su vez, este tema puede introducirse mediante el western, la novela de caballerías, la novela de aventuras, etc. ¿Significa que ya existen todos los temas habidos y por haber? No. Se puede afirmar que existe un número determinado de temas y que estos se repiten a lo largo de la historia. Sin embargo, se reescriben, se reproducen entre sí y se mezclan tanto como un texto. Por ello, tema y texto son dos entidades simbióticas. Si pensamos en un texto, le asociamos un tema. A la inversa ocurre lo mismo.

Partiendo del modelo héroe – villano – damisela en apuros, encontramos el caso de El caballero de la carreta (Lancelot ou le Chevalier de la charrette, Chrétien de Troyes, 1176 – 1181) donde Lanzarote salva a Ginebra del malvado Meleagante. Hoy en día, este tema lo encontramos reescrito y reelaborado. Por un lado, Superman es una actualización de este héroe con capacidades sobrehumanas. Por otro, Xena la princesa guerra salva a hombres gracias a sus habilidades como luchadora. ¿Hablamos del mismo tema? Sí. Solo cambian los actores y el escenario. ¿Un tema se transforma fuera de las fronteras temáticas donde ha surgido? En ocasiones, puede ocurrir. Una mutación posible es el mito.

Este cambio de estado es visible en personajes que han traspasado las fronteras del espacio y del tiempo. Un ejemplo de ello es la figura del seductor. Al plasmarse en el personaje de don Juan pasó de ser un tipo de personaje a un tema literario. A su vez, las reelaboraciones de este tema han dado pie al mito de don Juan y a sus variantes. Por ello, podemos rastrear lo donjuanesco en Don Juan Tenorio (1844) de José Zorrilla o en Las galas del difunto (1926) de Ramón de Valle – Inclán con Juanito Ventolera. Ambos ejemplos son representaciones del mito de don Juan. Así pues, un personaje se transforma en tema y posteriormente en mito. Sin embargo, ¿los mitos no eran relatos protagonizados por dioses? Una parte de ellos, sí. No obstante, un mito podría definirse como relato tradicional y memorable que cuenta la actuación paradigmática de seres extraordinarios (de dioses y héroes) en un tiempo prestigioso y lejano.

En esta definición entrarían los mitos religiosos y los literarios como el de don Juan. Sin embargo, en la cultura popular se suele hablar de personas mitificadas. Así pues, ¿dónde está el “tiempo lejano”? Un claro ejemplo de ello es Elvis Presley. Se habla de él como un mito del rock & roll. ¿Él fue un héroe o un dios? No. Sin embargo, fue extraordinario. Por ello, la definición de García Gual si incluiría al rey del rock pese a que viviera en el siglo pasado. Por otro lado, esta definición de mito no especifica si este relato ha sido transmitido por vía oral o escrita. En este sentido, cabría en esta aproximación a mito los mitos religiosos y los literarios. En teoría, los primeros se transmiten mediante la lengua oral. Por su parte, los segundos se difunden mediante la palabra escrita. Si esto fuese cierto, la Biblia jamás hubiese sido escrita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s