El rey de la rumba

Estándar

peret-foto-24bA los tres años me aprendí una canción que tarareaba sin parar. La cantaba en verano, en navidad, en los viajes al pueblo, etc. Aquella melodía, «Borriquito como tú», forma parte de la banda sonora de mi vida y la creó Pere Pubill Calaf, mejor conocido como Peret. Durante mi infancia su música sonaba en Radio Mataró a todas horas. No sólo la composición musical que me sabía de memoria sino también clásicos como «Una lágrima cayó en la arena», «El muerto vivo» o «A todo gas». Pura rumba. Pura alegría. Aun así, no fue hasta que llegué a la mayoría de edad cuando me interesé por la música de Peret. Confieso que fue a través del terceto que hizo el maestro con Estopa en «Lo mato», pero gracias a esta colaboración redescubrí al rey de la rumba. Él era el autor del tema del borriquito y de las rumbas con ángel que se sintonizaban en la emisora de Justo Molinero. Él era el músico cuya identidad ignoraba de niño y vivía en Mataró. Al lado de casa.

 Antes de que existiera Internet, sólo podía conocer su repertorio por la radio o la televisión. Una noche en el programa musical de La2 No disparen al pianista sucedió algo extraordinario. Tres monstruos de la guitarra y un aprendiz coincidieron en una actuación única e irrepetible. Hablo de Peret, Kiko Veneno y Raimundo Amador, que compartieron escenario con el joven artista Muchachito Bombo Infierno. Estas cuatro fieras musicales cantaron juntos el poema de José Agustín Goytisolo «Palabras para Julia» tomando como base las partituras de Paco Ibáñez. Si bien esta pieza lírica ha sido versionada por músicos de todo el mundo hispanohablante, sólo en aquella ocasión los versos de Goytisolo bailaban al son de la rumba. Asimismo, el aprendiz interpretó junto al maestro «El muerto vivo» y «A todo gas». Recuerdo que cuando terminó su actuación entendí por qué Peret inspira a tantos músicos. No es porque fuese un veterano rumbero ni porque fuese un gran artista. Es porque sus canciones te transmiten optimismo y alegría. Da igual si estás triste, ponte a escuchar rumba y mejorarás. ¿Que estás contento? «Canta y sé feliz».

Y un día aterrizó Internet en casa. A través de bits, webs, vídeos y audios recuperé y amplié el repertorio que conocía del rey de la rumba. Visité su página, le escuché en entrevistas y disfruté oyéndole en el programa de TV3 El Convidat donde se mostraba feliz y satisfecho de haber vivido un sueño que muy poca gente consigue. Vivir cantando. Aquel día conocí las piezas «Si yo fuera rey», «Belén y Tomasa» y « El mig amic» que pronto se unieron a la banda sonora de mi vida. Sin embargo, como fan viví el momento más mágico cuando el año pasado Peret hizo un concierto en Arts d’Estiu de Pineda de Mar. Por primera vez en mi vida pude ver al rey de la rumba en directo desde el balcón de mi casa junto a mis padres. Nunca olvidaré aquella noche. Nunca olvidaré las anécdotas que Pere Pubill contó sobre las visitas que hizo en su juventud a mi pueblo. Y nunca olvidaré la nostalgia con las que las contó y la energía con que cantó.

Hoy las guitarras lloran lágrimas en la arena de una playa donde se divisa una fiesta en la que los adultos sienten amor a todo gas y los niños tararean el borriquito como tú que no sabe ni la u. Tururú.

"DE LOS COBARDES NUNCA SE HA ESCRITO NADA"

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s