Y un día nació Estopa

Estándar

FrontalDos guitarras, dos hermanos y buen rollo. Así podría definirse lo que es Estopa. Sin embargo, sus componentes reafirman que responder a lo que es Estopa sería como preguntarse lo que es Matrix. El dúo cornellanense está formado por los hermanos David y José Muñoz que, tras estropearse la radio de casa, empezaron a tocar la guitarra de su padre para escuchar música. Según ellos, nunca pensaron en ser artistas como otros cantantes. Cuando se reunían con sus amigos en la plaza Cataluña de su ciudad natal, cantaban canciones de Joaquín Sabina, Extremoduro, etc. hasta que un día nació Estopa. Ellos se dieron a conocer en España el 19 de octubre de 1999 con su disco Estopa que tuvo dos ediciones en la discográfica BMG. La primera es la de 1999 que incluye doce pistas de audio y la segunda salió a la venta en 2005 con dos temas nuevos. Las piezas musicales que conforman este cedé proceden de La Maqueta de los artistas. Se considera que este grupo tocan rumba catalana. No obstante, exploran varios géneros musicales que, en ocasiones, parten de la rumba como la balada en «Tan sólo», el flamenco en «El del medio de los Chichos», el rap y el rock en «Estopa» y la Bossanova en «Bossanova».

«Tu Calorro»

Esta rumba, sexto single del álbum, expresa la pasión que siente el calorro por su chica que lo seduce con la belleza de su cuerpo durante una tarde. Al llegar la noche, esta siente celos del cortejo de los amantes. Sin duda, esta melodía es un canto a los flechazos, ya que relata la lujuria que se siente al ver por primera vez al ser amado. En cuanto al acompañamiento instrumental, las guitarras, las palmas y los coros de Chonchi Heredia de esta rumba apaciguan las penas y enaltecen las alegrías. Las buenas vibraciones de esta sintonía han hecho que la tarareen miles de seguidores del dúo catalán durante años.

«La raja de tu falda»

Los autores de esta composición, segundo sencillo de Estopa, se inspiraron en ella al ver un cartel de Sydney Crawford en el Paseo de Gracia de Barcelona. La letra cuenta cómo en una tarde calurosa del verano de 1997 el sujeto poético quedó prendido al ver la raja de la falda de su próxima conquista, lo cual provocó que aquella imagen sensual no se borrase de su memoria jamás. En consecuencia, tuvo un accidente con un Seat Panda, rompió las cuerdas de su guitarra y se obsesionó toda su vida con el único recuerdo de aquella mujer: la raja de la falda. Respecto a los arreglos musicales, estos siguen la tónica rumbera de su predecesora. Asimismo, es uno de los pocos temas del grupo que es bailable. Las radios la sintonizaban, la gente la cantaba y los fans la coreaban en los conciertos. El fenómeno Estopa había llegado.

«Me falta el aliento»

Esta pista de audio, tercer single del dúo de Cornellá, cuenta cómo el sujeto poético da un paseo nocturno para despejarse tras una fuerte discusión con su chica. Durante el camino, empieza a sentir un vacío en su corazón que crece cuanto más se aleja de su pareja. Aun así, sigue caminando hasta el amanecer y no vuelve con ella. Por ello, los versos de esta pieza musical están impregnados de desánimo. En la parte instrumental suena con fuerza la batería de Sergio Castillo y la guitarra eléctrica de Francis Amat que le dan un sonido más roquero a esta composición incidiendo, así, al desaliento del protagonista.

CD

«Tan sólo»

Esta balada habla de cómo el sujeto poético se emborracha para olvidarse de la tristeza que siente tras el incendio de su casa. En él, perdió todo lo que tenía y sus aspiraciones en la vida se esfumaron. Ante esta situación, la soledad, la tristeza y un llanto inconsolable se apoderaron de él hasta que empezó a consolarse con la bebida mientras malvive en la calle. De ese modo, su mente podrá deshacerse de lo que le quitaron las llamas. Sin embargo, cuando está sobrio lo recuerda todo y se siente solo en este salvaje mundo. En cuanto al acompañamiento musical, cobra protagonismo el violín que inicia esta composición musical, ya que intensifica la desolación que siente el sujeto poético. A su vez, el piano tocado por Alfonso Pérez mantiene esta sensación que se intensifica primero con el bajo de Paco Bastante para después culminar con el saxo alto de Santi Ibarretxe. Así pues, la confluencia de estos instrumentos acentúa las emociones que despierta esta melodía.

«Poquito a poco»

Esta canción trata sobre fumar canutos. El sujeto poético habla de cómo los porros mejoran su visión del mundo. Él escribe temas y lo triste se transforma en alegre tras cada calada. Fumando petardos todo lo malo se disipa con el humo. Lo que para unos es un placer ocasional, para él es una necesidad vital que le evade de la angustia que hierve en su interior. Respecto a la parte instrumental, resaltan las guitarras españolas de los hermanos Muñoz y de Juan Maya que convierten un texto sobre porros en una rumba. Por su parte, la flauta de Santi Ibarretxe y el teclado de Francis Amat aparecen al final para reflejar con sonidos la calma y la alegría que se sienten al fumar marihuana.

«Suma y sigue»

Esta composición musical fue el primer sencillo de los hermanos Muñoz aunque pasó desapercibida para el gran público. De nuevo, la letra está centrada en cómo una adicción corrompe al sujeto poético. En esta ocasión, él sueña que juega a las tragaperras donde gana mucho dinero que después gastará sin control. Pese a la gran suma y la cena lujosa que disfruta junto a una rubia, él vuelve a jugar a las máquinas tragaperras movido por la avaricia. Su ludopatía hará que se olvide de su acompañante, que lo pierda todo en el sueño y que suceda lo mismo en su vida tras soñar cómo ganaba dinero fácil. En cuanto a los arreglos musicales, el acordeón y la mandolina de José Antonio Romero junto al teclado de Francis Amat le dan un aire festivo que intensifica el mensaje del single.

«El del medio de los Chichos»

Esta pista de audio, séptimo hit del disco, está dedicada a los Chichos que son uno de los referentes musicales del dúo cornellanense. En concreto, se le rinde un homenaje a Jero, el del medio de los Chichos, que falleció. Por ello, el sujeto poético tiene un sueño donde se le aparece Jero que le habla de la soledad que sufre en el más allá. Asimismo, señala que el sujeto poético es buena persona y que había sido un perro callejero en su anterior vida. Tras la aparición onírica, el sujeto poético decide componer esta canción para homenajear a Jero y al grupo del que formó parte. Respecto al acompañamiento instrumental, predomina la omnipresencia de las guitarras tocadas por Francis Amat, José Antonio Romero y Juan Maya que marcan el compás de esta rumba aflamencada. A su vez, las palmas de Chiqui Maya, Eva Domingo, Miguel Piqueiras y Anye Bao junto a los coros de Chonchi Heredia y Jaime Asúa le dan intensidad a la pieza musical.

estopa

«Como Camarón»

Esta composición, cuarto single de Estopa, es para David y José lo mejor que han compuesto nunca. Por ello, acaban el repertorio de sus conciertos con ella. El título de esta melodía hace referencia a los versos “yo me parto la camisa/ como Camarón” donde se parafrasea la canción «Soy gitano» de Camarón en la que dice romperse la camisa. Esta composición musical trata sobre la obsesión amorosa que siente el sujeto poético por la mujer que ama, ya que tiene sueños eróticos con ella y la ve en todas partes. No obstante, su timidez le impide expresar lo que siente. Por su parte, la letra cañera de esta sintonía y su ritmo frenético despiertan sobredosis de alegría. En cuanto a los arreglos musicales, es notoria la batería de Sergio Castillo, el teclado de Francis Amat, las guitarras eléctricas de José Antonio Romero y Ludovico Vagnone que aportan al hit estopero un cariz rockero que converge con la energía intensa de la letra.

«Exiliado en el lavabo»

En este tema el sujeto poético quiere ayudar a un amigo que, tras esnifar incontables rayas de cocaína, está exiliado en el lavabo. Toda su vida gira en torno a los gramos de coca que consume a diario. Él ha apartado a todo el mundo de su lado debido a su adicción salvo al sujeto poético que intenta convencerle para salir del wáter y hablar con él. Respecto a la parte instrumental, destaca la armónica de Antonio Serrano y el bajo de Paco Bastante que reflejan el tono desgarrador que narra la letra. Por otro lado, el ritmo pausado de esta pista de audio lo marca la voz de David Muñoz que relata esta historia como el lamento de alguien que quiere sufre al ver a su amigo destrozarse por la droga.

«Estopa»

Esta composición, pese partir de la rumba, es un rap con tintes de rock que se titula como sus autores y el disco. El dúo catalán comienza con la frase “esto es estopa” que se convertirá en uno de sus gritos de guerra y título de su primer trabajo unplugged. El sujeto poético se puede identificar como un trasunto de Estopa, ya que esta sintonía es una declaración de intenciones que describe el mundo interior del sujeto poético inundado por la música, el deseo desenfrenado y la importancia que tienen en la vida los críticos, los fanáticos, los críticos y él. Asimismo, lo que el sujeto poético expresa mediante la música sobrepasa todas las fronteras inimaginables. En cuanto al acompañamiento musical, es fundamental cómo David Muñoz mezcla el rap y el estilo rockero en su canto. En cambio, la batería de Sergio Castillo, la flauta de Santi Ibarretxe, las guitarras eléctricas de Francis Amat, Ludovico Vagnone y Jaime Asúa bañan esta canción de puro rock&roll. Por ello, este hit hace vibrar a mil revoluciones al oyente.

«Cacho a Cacho»

Esta pieza musical, quinto single del disco, es un canto al carpe diem donde se narra cómo dos ex presidiarios salen de la cárcel para irse a celebrarlo con sus amigos. No importa lo que harán al día siguiente, ni si se exceden porque “la vida en un minuto/no pasa tan deprisa/por si acaso disfruto/ corre que me da la risa”. Al vivir el presente, lo hacen de forma rápida pisando el acelerador del coche a fondo como si fuese el último día antes de morir. Este ritmo frenético se refleja en la letra, en cómo los hermanos Muñoz aceleran poco a poco su canto y en los instrumentos que acompañan los versos de esta composición musical. Respecto a la parte instrumental, cobran protagonismo la batería de Sergio Castillo, el órgano de Alfonso Pérez, la guitarra eléctrica de Francis Amat, José Antonio Romero, Ludovico Vagnone y Jaime Asúa cuya fuerza sonora es estimulante. Por otro lado, el ritmo trepidante de la melodía frena lentamente hasta terminar en un suspiro.

Estopa - Cacho a Cacho

«Bossanova»

En este tema el sujeto poético le pide una oportunidad a su pareja para seguir juntos pese a oler a perfume de mujer, oler a pachuli o llegar a casa de madrugada. Aunque ella no aparezca activamente en la letra, se deduce que está cansada de las excusas de su pareja porque él le pide que no le pregunte por qué no pasan más tiempo juntos. En un intento de reavivar la relación, él le cantará una Bossanova y no se separará de ella nunca más. En cuanto al acompañamiento musical, las guitarras eléctricas de Francis Amat, José Antonio Romero y Jaime Asúa, acompañadas de las percusiones de Luis Dulzaides, tocan al compás de una Bossanova. Es decir, a ritmo suave.

«El Yonki»

Esta pista de audio es una de las dos bonus track que se incluyeron en la reedición del álbum en 2005. La letra narra el día a día de un hombre que se gana la vida traficando con drogas, huyendo de la policía y consumiendo substancias estupefacientes. Debido a cómo se gana la vida, los agentes lo encuentran siempre que está trapicheando. Aunque huya de ellos, acaba siendo cazado y durmiendo en el calabozo. Respecto a la parte instrumental, la batería de Sergio Castillo le da un toque rockero a esta rumba. Asimismo, él también colabora añadiendo el sonido de las sirenas de los coches de policías que persiguen al yonqui.

«Feliz (versión lerele)»

Esta pieza musical, que cierra el cedé, es la más subida de tono que los hermanos Muñoz han publicado hasta la fecha. Del mismo modo que el resto del disco, esta composición procede de La Maqueta aunque es la que más censurada está debido al alto contenido sexual explícito que ha sido substituido con varios “lerele”. Pese al reajuste de los versos, es evidente que el sujeto poético tiene el deseo incontrolable de hacerle el amor a la chica que desea. Por ello, la letra está inundada de eufemismos al coito que se han mantenido como “dar guerra” que se grita al final. En cuanto a los arreglos musicales, es interesante el ritmo de la canción, ya que empieza con un arpa que recuerda a un lugar idílico para después acelerar el ritmo de forma suave y profunda. Prueba de ello, es la aparición de la batería de Sergio Castillo o la intensidad de la guitarra eléctrica de Ludovico Vagnone hacia el final del tema que coincide con el punto álgido del acto sexual. A su vez, los coros del final simbolizan los orgasmos del sujeto poético que está feliz.

Estopa está repleto de historias sobre personas que han sucumbido a los vicios de la vida: las drogas, el juego o el sexo. Todos estos personajes están presentados o bien demacrados o bien disfrutando de estos placeres prohibidos. Sus autores afirman que componen temas sobre lo que han visto en la calle y que algunos de los protagonistas de sus canciones están inspirados en sus conocidos. Cuando se escribe sobre esta pauta, los textos son más auténticos y reales. Sin duda, escuchando al dúo de Cornellá o leyendo sus versos puede confirmarse que lo que relatan es verídico. El otro gran tema de su álbum debut es el amor que aparece en forma de pasión desenfrenada, de obsesión, de deseo sexual o de adoración por la música. Así pues, estos son los dos grandes ejes que se mueven entre varios géneros musicales y relatos callejeros.

Esto Es Estopa

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s