Me debes un coche de diez segundos

Estándar

The Fast and The FuriousEl rugido de los motores impregnados de óxido nitroso rompe la calma de la ciudad. Los pilotos pisan el acelerador al iniciar la señal de salida. Sólo ganará el coche mejor tuneado por el conductor más experimentado. The Fast & The Furious (Universal Pictures, 2001), dirigida por Cohen, es la primera entrega de la franquicia The Fast & The Furious que está inspirada en las carreras ilegales de coches así como en el artículo «Racer X» de Ken Li (Vibe magazine, mayo 1998). El filme es una nueva vuelta de tuerca a la historia de cómo un policía se introduce en una banda de delincuentes callejeros para detenerlos desde dentro. La novedad que presenta este largometraje es la inmersión en el mundo de las competiciones ilegales de automóviles con mejoras que les permiten ser más rápidos. Durante una operación policial, el agente Brian O’Conner, quien se infiltra en el círculo cercano al delincuente Domic “Dom” Toretto, descubrirá que la banda de Torettto se rige por un código moral que trata a sus miembros como a una familia.

El equipo de Toretto está formado por sus amigos de toda la vida y su hermana pequeña Mia. Todos ellos perdieron a sus padres cuando eran jóvenes, lo cual forjó su relación y avivó su pasión por los autos. De día, Dom trabaja en su taller mecánico mientras que cuando cae el sol se sube a su Mazda RX-7 para ganar dinero en competiciones callejeras de coches. Pese a ser buscado por la ley, se rige por la máxima de proteger a los que ama sin importar el precio a pagar. Por su parte, Brian debe ganarse la confianza de Dom para descubrir los negocios ocultos en los que está involucrado. Dada la dificultad de esta tarea, si lo consigue y traiciona a su nuevo amigo este acabará con él según le han informado sus superiores. Brian apuesta su bólido en un duelo automovilístico contra Dom que pierde dejando su auto gravemente dañado y contrayendo una deuda con su rival. Para saldarla, toma prestado un Toyota Supra del desguace de la policía de Los Ángeles. Pieza a pieza, lo va reconstruyendo a la vez que conoce al círculo íntimo de Dom.

La relación entre estos dos personajes sirve para desmenuzar cómo funciona realmente el mundo del grupo de Toretto y cómo él, pese a ser un ex convicto, sigue sus propios principios éticos. El respeto y la confianza son las bases morales sobre las que sustenta la vida de Dominic Toretto. A diferencia de otros forajidos, él vive según este código inquebrantable. Si alguien daña a los suyos, él los defenderá porque cada miembro es irremplazable desde el más antiguo al más joven del grupo. Todos son su familia. Al descubrirlo, Brian se extraña del gran corazón de Dom, ya que creía que era un ex presidiario sin escrúpulos al que dar caza. En cambio, el infiltrado respeta las reglas del grupo de Toretto y duda sobre si detenerlo o no. Esta indecisión refleja la delgada línea que separa a héroes y villanos porque, tal y como se presentan en este filme, la frontera entre lo legal y lo ilegal y entre lo bueno y lo malo se difumina en un manto gris que cubre a todo el mundo. Por ejemplo, Dom se sustenta en su familia a la vez que comete delitos mientras que Brian cumple la ley mintiendo sobre su identidad a la banda de Toretto.

Aunque ambos hombres pertenezcan a lados opuestos de la ley, comparten la afición por los automóviles. A través de esto, Brian entenderá la importancia que tiene saber preparar un vehículo para competición, manejarlo causándole el mínimo de desperfectos y, ante todo, valorará los riesgos que esta práctica comporta como los accidentes mortales o ser detenido por la policía. Constantemente, en la película estos riesgos son visibles. Si un conductor y su bólido no están preparados, es mejor que descansen en el garaje. Cuando compiten sin dinero para apostar, usan su coche como moneda de cambio. Al estar alterados para ser más rápidos, algunos automóviles son capaces de recorrer un cuarto de milla en diez segundos o menos tiempo. La modificación que permite que esto suceda es el depósito de óxido nitroso (N2O) que aceleran el consumo de combustible permitiendo aumentar la velocidad de forma instantánea durante un breve espacio de tiempo. Saber en qué momento de la carrera hay que usar el N2O para ganar a tu oponente es lo que diferencia a los grandes pilotos de los aficionados.

The Fast & The Furious es mucho más que una película sobre coches de carreras ilegales o sobre donde reside la lealtad de una persona. Fue la primera piedra de una saga cinematográfica llena de acción, peligro, lugares exóticos y coches rápidos. Aun así, la esencia de este largometraje muestra el día a día de un grupo de amigos unidos por una misma pasión que siempre estarán conduciendo a todo gas.

Mitsubishi Eclipse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s