El anime en las cadenas televisivas españolas

Estándar

animeesEl anime en España ha sido relegado a un plano marginal en la televisión donde emiten más reposiciones de las series de la década de los noventa que nuevas. En aquella época cualquier espectador podía hacer zapping por todos los canales televisivos y ver algún episodio de animación japonesa. Los nostálgicos del género llaman a estos años la edad dorada del anime en español debido a la gran oferta que de este había. Recuerdo que niños y niñas madrugábamos para ver durante el desayuno Doraemon en TV3, Dash!! Kappei en Telecinco, Sailor Moon en Antena 3 o Rurouni Kenshin en Canal + y un largo etc. Ya en los 2000 llegarían Pokémon, Yugi-Oh, Digimon, Shin Chan y algunas más que compartían parrilla con la eterna Dragon Ball.

Estos ejemplos son una pequeña muestra de lo que durante este período uno se podría encontrar al cambiar de canal. Algunos los emitían los fines de semana por la mañana, por la tarde o incluso de madrugada como sucedía en el Canal 33 a finales de los años noventa. En España esto estaba por todas partes. Lo veías tú, tu vecino, los compañeros del colegio y prácticamente todo el mundo. Era vox populi entre los menores de edad y los jóvenes. La gran mayoría de estos colectivos disfrutaba de las aventuras de un sinfín de personajes masculinos, femeninos o robóticos. No importaba si se trataba de un shōnen, un shōjo o si la trama ocurría en nuestro planeta o a bordo de una nave espacial. Estos dibujos procedentes del país del sol naciente arrancaban sonrisas y lecciones sobre la vida a partes iguales en los televidentes de antes y en los de ahora. Hay cientos de historias de niños y niñas que aprendieron lo que es la amistad, el respeto, la confianza, el amor y el afán por superarse a uno mismo gracias a la narrativa que les contaban innumerables series. Ahora esa llama que ardía con tanta fuerza en el pasado son unas ascuas de lo que fueron en la televisión española.

Ya sea por motivos económicos o para promover contenidos de otro tipo, este tipo de animación ha sido confinada a repeticiones incontables de grandes éxitos del siglo pasado como Dragon Ball o Doraemon que, pese a ser grandes ejemplos de animación japonesa y tener una legión de seguidores, monopolizan las escasas franjas horarias que aun posee el anime en este país. ¿Habría que dejar de emitirlas para siempre? No, pero sí reducir sus horas de emisión para darle la oportunidad a series que merecen ser dobladas a las lenguas oficiales del estado español dando así trabajo a los profesionales del doblaje de conocer nuevos personajes así como presentárselos a las nuevas generaciones que están creciendo con ejemplos televisivos grotescos a través de programas sensacionalistas que reflejan el patetismo del ser humano.

En las últimas dos décadas el incremento de estas propuestas televisivas ha menguado la oferta de la animación japonesa pero no sus fans. Otro factor que ha hecho migrar público de la televisión ha sido Internet donde se pueden seguir cientos de ellas al ritmo japonés sin anuncios, en buena calidad y gratis. Pese a lo atractivo que esto sea, no es mejor que escuchar una de estas series en nuestro idioma porque si el doblaje está bien hecho es preferible a leer los subtítulos. ¿Realmente los vídeos de la Red son más viables por su gratuidad o porque no hay una alternativa televisiva que apueste por lo nuevo? Sacad vuestras propias conclusiones.

Por otro lado, los que disfrutaron con los animes de los noventa han crecido en edad y en número porque ahora, debido a lo interconectados que estamos gracias a Internet y a los eventos manga que se celebran en España, han aumentado las personas a las que les gusta este tipo de animación, lo cual es positivo al estrenar nuevas series en la pequeña pantalla, ya que mucha gente querrá darles una oportunidad siempre y cuando lleguen con un buen doblaje y las ubiquen en horarios de la parrilla televisiva que sean aptos para el público al que va destinado este contenido. Quiero creer que los empresarios que se arriesgaron comprando licencias de animación japonesa, cuando esta era una desconocida en España, tienen el poder para que este tipo de contenido vuelva a encontrar su lugar en las televisiones españolas. Tal vez soy muy optimista pero confío en ello. Será un camino lleno de baches en el que habrá que hacer una inversión económica y una campaña de difusión equiparable a las que se hacen con el fútbol en nuestro país pero aún es posible.

Una muestra de que existe una voluntad por parte del público para encender el televisor y volver a disfrutar de capítulos de animación nipona es la iniciativa que ha emprendido Genís Puig en la página web Change.org. Él, como otaku y fundador de Mision Tokyo, reivindica en esta campaña que vuelvan a emitir anime en las televisiones de España a través de una carta dirigida a los canales Boing, Super 3 y Neox. Su misiva es un manifiesto sincero y directo hacia una realidad cada vez más palpable. Ojalá oigan su voz y la de todos los que apoyamos su reivindicación. Si nadie hace algo para frenar la caída en picado de las retransmisiones en la pequeña pantalla de animación japonesa en este país, sólo la oiremos en los idiomas de España en bucles infinitos de los clásicos y en la memoria de lo que fue y ya no será.

proanime

Logotipo de la iniciativa creado por Genis Puig

Anuncios

»

  1. El mayor problema que veo, es que a las televisiones les importa un carajo emitir anime. Solo se emite lo que consideran que va a ser un exitazo, y para ello solo miran a EEUU. No esperéis inversión en productos “chinos” que “solo conocen los chinos esos”. Esperad como mucho la enésima adaptación de un anime de moda estilo pokémon o beyblade… El empresario televisivo español tiene muy poca vista para eso, y salvo que sea fan de lo japo, esa será la tendencia.

    • Efectivamente, Shin. En la mayoría de casos, los que se encargan de adquirir los derechos de emisión de nuevos productos televisivos piensan en que lo que compren sea un éxito se llame Dragon Ball, Bob Esponja o Gran Hermano. No siempre es así pero pasa. Y si no tiene éxito, pierden dinero. Aun así, pienso que debería haber más empresarios que tengan afinidad con lo japonés y traigan animes nuevos como Toriko o que terminen de doblar otros como Yugi-Oh! en España. ¿Cómo conseguirlo? Con iniciativas como la de Genis o que uno de estos empresarios vaya a algún Salón del Manga y se informe sobre lo que el público quiere. Al fin y al cabo, un producto televisivo por muy exitoso que parezca sin televidentes no es nada.

  2. En efecto Alberto. A finales de los 90 o principios de los 2000 en La2 se empezó a emitir el primer anime de Digimon y después continuaron con las tres series que le siguieron hasta Digimon Frontier. Al principio lo emitían sobre la hora que mencionas y con los años lo cambiaron a horario de tardes. Aquí te dejo un enlace con información más detallada sobre las emisiones de Digimon en España: http://es.wikipedia.org/wiki/Digimon_Adventure

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s