El inicio de una gran amistad

Estándar

La Bella Durmiente en el castillo del malEn la noche oscura de la montaña del demonio el ejército de las tinieblas custodia la joya más hermosa y pura. La bella durmiente. Son Goku y Krilin deberán rescatarla como obsequio para que los entren en las artes marciales el gran maestro Muten Roshi. Con esta misión da comienzo a la segunda película de la obra maestra de Akira Toriyama Dragon Ball: la bella durmiente en el castillo del mal (Doragon Bōru: Majin-Jō No Nemuri Hime, Daisuke Nishio ,Toei Animation, 1987) que adapta de forma libre en la gran pantalla la presentación de Krilin y Lunch en la historia de las bolas de dragón. A través de esta aventura iniciática se estrechan los lazos de los dos futuros alumnos de la escuela Kame que se convertirán en grandes amigos.

Como sucedía en la anterior entrega, este largometraje contrae una parte de los inicios de Dragon Ball a la vez que propone un relato épico propio de la cinta con la presentación del paraje lúgubre donde habitan los monstruos que sirven a Lucifer. Roshi conoce la localización de la guarida del diablo debido a la leyenda de la bella durmiente de quien cuentan que es una joven hermosa que lleva cientos de años durmiendo en el castillo del mal. Traerla a la isla de Roshi será el cometido de Goku y Krilin. Para ello, cruzarán mares, bosques, montañas y parajes siniestros rumbo al oeste hasta que lleguen a su destino. Durante el camino, ambos competirán por ser el primero en alcanzar la meta. Krilin se servirá de su astucia y juego sucio para confundir a su rival y retrasarlo sin que este tenga la posibilidad de ser adiestrado por Roshi. Por su parte, Goku supera los obstáculos con los que se encuentra así como sale airoso de las jugarretas que le prepara su contrincante.

Los dos chicos salieron de la isla de Roshi por la mañana y llegaron a la guarida del demonio al atardecer. El cielo rojizo le otorga un aire tétrico al lugar que se acrecienta con la llegada de la noche y el despertar de los seres malignos que allí habitan. Al adentrarse en el castillo, una horda de seres demoníacos les da la bienvenida haciendo inevitable los primeros combates de los muchachos. El más fuerte de ellos es Gastel, un ser maligno de color rojo que pelea con varas, que pelea con Goku mientras Krilin se ocupa de los demás. Lo interesante de estos efímeros villanos es su diseño ya que no es habitual que haya grupos de seres de aspecto diabólico en este anime. En cambio, esta película mantiene la tónica humorística del inicio de la serie incluso en las escenas de lucha a la vez que ofrece paisajes bellos y diversos acordes a los sitios por donde los protagonistas se mueven. El hilo narrativo de la trama es la relación entre Goku y Krilin anteponiendo esta a la aparición testimonial del resto de personajes como Yamcha, Puar, Oolong o Bulma que sólo actúa como damisela en apuros.

La amistad entre los dos aficionados a las artes marciales se forja en los enfrentamientos en los que participan en la guarida de Lucifer quien, pese a tener el nombre de Luzbel, es más bien una suerte de vampiro inspirado en el conde Drácula que el señor del infierno. Por su parte, su fiel mayordomo presenta semejanzas al ayudante del doctor Frankenstein. De este modo, Lucifer, su criado, Gastel y el resto de monstruos simbolizan algunos de los personajes habituales de los relatos de terror protagonizados por criaturas espeluznantes. En contraposición, está la leyenda de la bella durmiente cuya identidad ofrece un giro inesperado en la trama. Es probable que el fluir del tiempo haya moldeado la historia sobre esta belleza que está cautiva en el castillo del mal. La luz de su despertar asombrará a todos. Por otro lado, la transformación de Goku en Ōzaru funciona como Deus ex machina cuya función es la de liberar a sus amigos presos y la de causar pequeños destrozos durante unos instantes.

La primera tarea que les encarga el maestro Muten Roshi a Son Goku y Krilin sirve para conocer al segundo y para que este se sorprenda de la bondad, la generosidad y el sentido de la justicia del segundo que lo defenderá pese a las tretas que le haga porque Goku tiene un gran corazón. Por ello, Dragon Ball: la bella durmiente en el castillo del mal es el inicio de una gran amistad.

la mano del demonio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s