Romance al sur de Granada

Estándar

Al_sur_de_GranadaLa película Al sur de Granada (Sogefilms, 2002) de Fernando Colomo es una adaptación de la novela autobiográfica South from Granada: Seven Years in an Andalusian Village (1957) de Gerald Brenan. Ubicado en la Andalucía de principios de siglo XX, el filme narra las vivencias de Gerald Brenan en Yegen, donde busca la calma de la naturaleza para leer, escribir y caminar por la alpujarra granadina. Su mirada retrata, desde el desconocimiento, la cotidianidad del medio rural andaluz. Asimismo, Gerald quedará cautivado por los encantos de la joven Juliana.

El campo silvestre aporta sosiego al viajero. En la sierra andaluza el tiempo se detiene en una época idílica en la que los problemas se evaporan con el rocío de la mañana. Sin duda, un área tan bella es perfecta para leer a los grandes autores del Siglo de Oro español como Quevedo, Góngora o San Juan de la Cruz. Buscando un rincón tranquilo donde disfrutar de la literatura, Gerald se detiene en Yegen. Sus habitantes se muestran hospitalarios con el extranjero al que instruyen sobre su gastronomía y costumbres. Gracias a la acogida que recibe, Gerald se integra en la comunidad siendo partícipe de actividades sociales como los ritos religiosos o a las fiestas del pueblo. Así pues, la buena fe de estas personas cautiva al recién llegado a la vez que éste se maravilla con el verdor de los prados y el rumor del río.

Tradición y modernidad conviven en este paisaje bucólico. Los yegeros son fieles a las enseñanzas que sus antepasados les han ido transmitiendo durante generaciones. Por ejemplo, Gerald quiere ir a llenar de agua un cántaro a la fuente y María, su futura criada, se lo impide, ya que esta tarea es exclusiva de las mujeres. Sin embargo, la actividad más intrigante que realizan los habitantes de Yegen es la recolecta de moscas cantáridas que funcionan como afrodisíaco. Por otro lado, la estancia de Gerald en Yegen mostrará a sus habitantes novedades ajenas a lo que conocen. La más significativa es el hábito de leer. El forastero tiene como equipaje cientos de obras literarias entre las que se incluyen clásicos del Siglo de Oro como El Quijote que puede leer porque tiene mucho tiempo libre. En cambio, los campesinos trabajan a diario siéndoles imposible dedicarle un rato a la lectura.

Aunque el joven inglés ocupe gran parte de su tiempo entre libros y caminatas por la montaña, se enamora de Juliana. Él ha sido educado en la alta sociedad inglesa, mientras que ella es una aldeana que no ha conocido nada más allá de Yegen. Bajo estas premisas, todo indica que su relación será un amor imposible. Aun así, ninguno de los dos puede evitar sentirse atraído por el otro. Él ve en ella la belleza y naturalidad del ser humano reunidos en una sola persona. Por su parte, a ella le fascina que él sea un hombre culto y sensible. Ambos se sienten atraídos mutuamente porque son lo opuesto a lo que conocen.

En Yegen, Gerald encontrará la paz perdida y redescubrirá el amor en los labios de una bella mujer nacida al sur de Granada.

Al sur de Granda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s