Las aventuras de Zalacaín

Estándar

Zalacaín el aventureroTodo hombre se rige por un código moral. La novela Zalacaín el aventurero (Domenech, 1909) de Pío Baroja (San Sebastián, 1872 – Madrid, 1956) narra las aventuras y desventuras de Martín de Zalacaín en territorio vasco durante el desarrollo de la Tercera Guerra Carlista (1872 – 1876). Zalacaín es un hombre que ha crecido en el monte sin ir nunca al colegio, lo cual hará que se sienta más hijo de la naturaleza que español o vasco. A esta defensa de la vida campestre como su patria se le suma el su carácter temerario que le llevará a situaciones violentas de las que saldrá victorioso debido a su buena suerte. Por ello, los testigos de las hazañas de Zalacaín lo verán como un héroe o un enemigo de los carlistas aunque en ningún momento se defina como tal porque él se considera un comerciante que ama el peligro.

La historia de Zalacaín se organiza en la novela en tres partes denominadas libros: “La infancia de Zalacaín”, “Andanzas y correrías” y “Las últimas aventuras”. Esta distribución corresponde a la estructura lineal de inicio, nudo y desenlace de una historia convencional a la vez que se relatan etapas vitales del personaje en el que está centrada la trama. Durante su niñez, se perfilan elementos que condicionarán su futuro como su gusto por el riesgo, los consejos de su tío abuelo José Miguel Tellagorri, el afecto que siente hacia Clara Ohando y el odio que le profesará a su hermano Carlos. El desarrollo y resolución de estas situaciones configura la trama. Uno de los ejes de este esquema narrativo es una crónica que narra el enfrentamiento entre Martín López de Zalacaín y un antepasado de la familia Ohando en 1412 que acabó con la muerte heroica del primero. Este hecho histórico ensalza la condición humilde de los Zalacaín frente a la adinerada de los Ohando así como le proporciona a Martín el precedente de un hombre bravo en su linaje.

Un héroe es alguien que es recordado por hazañas increíbles realizadas en busca de gloria, fama y poder o no. Desde el punto de vista de los demás, las proezas que consigue Zalacaín mientras trabaja como mercader son tratadas como gestas heroicas pese a que él no busque dejar su huella en la Historia como alguien extraordinario. En su lugar, se le dibuja como un hombre temperamental que se rige por las reglas que le enseñó Tellagorri como fue la de dedicar su vida al comercio sin militar en el bando carlista ni en el bando liberal en el conflicto bélico que se avecinaba. La condición de vendedor en tiempos de guerra le añadía peligrosidad a su cometido, la cual apasionaba a Zalacaín debido a la confianza que tenía en su buena estrella. No importaban las situaciones peliagudas en las que se veía involucrado mientras hacía contrabando de mercancías entre Francia y España porque la buena fortuna nunca se olvidaba de él. Por ello, este personaje no es ni un héroe ni un antihéroe, puesto que las aventuras que lleva a cabo le hacen sentir vivo.

Se componen canciones populares para celebraciones, para hablar sobre alguien o para contar un suceso inusual. El papel de las composiciones musicales en esta novela está representado por los versos en vasco, traducidos al castellano, que pueblan el texto. En su mayoría, estas son cantadas por habitantes de las villas que visita Zalacaín y sus compañeros. Por otro lado, la inclusión de elementos líricos creados por campesinos enfatiza el ambiente rústico en el que se sitúa la obra a la vez que refleja las costumbres de las personas que viven en pequeños municipios ubicados en Euskal Herria. Cuando la Tercera Guerra Carlista estalle también será protagonista de melodías que traten en tono solemne o burlesco a los protagonistas de la contienda.

Zalacaín el aventurero relata las pericias de un hombre bravo al que la suerte aparta del silbido de las balas cuando estas vuelan cerca de él. Trata con los dos bandos del conflicto bélico sin que esto despierte en él ambiciones políticas o afinidades profundas hacia una ideología, debido a que se rige por la máxima de dedicarse al comercio y no a la guerra. Su patria es la naturaleza y su bandera es la valentía.

Pío Baroja

Pío Baroja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s