Parodia policíaca

Estándar

Papel mojadoEn Papel mojado (Anaya, Madrid, 1983) de Juan José Millás el periodista de prensa rosa Manolo G Urbina se convierte en una suerte de detective que intenta esclarecer el supuesto suicido de su viejo amigo Luis Mary que estaba investigando un caso relacionado con unos laboratorios farmacéuticos. En su juventud, los dos aspiraban a ser novelistas y veían al otro como a un personaje de ficción. Ninguno consiguió cumplir con sus anhelos de juventud. Por ello, la muerte de Luis Mary resucita el interés por la escritura en Manolo a la vez que indaga sobre este suceso dejando como prueba el manuscrito redactado por Manolo que conforma esta obra en la que se parodia el género policíaco con un protagonista que apenas tiene capacidad de deducción ante las pistas que encuentra del caso en el que indaga. Su búsqueda de la verdad está poblada por un repertorio de personajes secundarios que le revela indicios sobre los últimos días de la víctima aunque no los analice.

La novela está narrada por Manolo G Urbina quien de joven aspiraba a ser escritor como su amigo Luis Mary. Años después los dos hombres se reencuentran comprobando que no han cumplido con las expectativas que soñaban de mozos aunque el fracaso de Manolo G, al trabajar como gacetillero en la prensa rosa, es peor según su punto de vista. Por ello, se observa una relación tensa entre ellos, ya que el narrador-protagonista desprecia al otro cuando este hace juegos de palabras con su nombre llamándolo Manolo Ge o al contarle que guarda relación con su ex-novia Teresa, lo cual también irrita a Manolo. El suicido de este ser odioso para el periodista sirve como pretexto para que Manolo decida investigar lo que le sucedió a su amigo redactando la investigación que realiza en el manuscrito que representa la novela de Millás. Por ello, Manolo G actúa como personaje y novelista, lo cual contradice un debate que tuvo con su fallecido amigo en la que Manolo argüía que uno en la vida o es personaje de novela o autor de ella.

Por otro lado, mientras Manolo mecanografía el transcurso de la investigación que lleva a cabo se tropieza con un caso relacionado con su viejo amigo en el que este examinaba unos documentos de los laboratorios Basedow en busca de un posible fraude con Hacienda. Este caso lo continúa Manolo aunque, al igual que descubrir la verdad sobre la muerte de Luis Mary, no le lleva a ninguna parte al carecer de un método hipotético-deductivo en el que basarse para unir las piezas del puzle que va conociendo a través de la viuda de Luis Mary, Carolina, y Teresa. Se plantea un posible homicidio que debería resolver un gacetillero de prensa rosa que parece estar más interesado en ser novelista que en averiguar quién acabó con su amigo. Asimismo, el texto asimila rasgos del género policíaco como son el de mantener el suspense hasta el final, plantear un enigma al principio que se irá resolviendo a lo largo de la novela y ofrecer una posible solución del caso en boca de un detective.

Estas características, pese a ser las propias de la novela negra, son tratadas a modo de parodia porque todo indica que por mucha información sobre Luis Mary que aporten las indagaciones de Manolo G, él no las sabe interpretar y le llevan a ninguna parte. Lo único que descubre de su amigo es que estaba escribiendo un manuscrito donde aparecerían todas sus amistades y que se iniciaría con su muerte en la ficción que él crearía tal y como sucede en el relato que está mecanografiando Manolo G Urbina, lo cual irrita a este último que al conocer la existencia de la novela de la víctima decide hacerla desaparecer movido por los celos.

Papel mojado parodia la  novela policíaca con un narrador-protagonista que se siente desilusionado por la vida que lleva hasta que la muerte de su amigo, con el que tiene una relación de amor-odio, le sirve como excusa para escribir la obra que nunca fue capaz de componer satisfaciendo así un sueño de juventud.

Juan José Millás

Anuncios

»

  1. Me gustan mucho los artículos de opinión que Juan José Millas escribe en las diferentes publicaciones con las que colabora, pero creo que nunca he leído una novela suya. Me apunto el título de esta.

    • ¡Gracias por tu comentario! A mi me pasa al revés con Juan José Millás. He leído dos novelas suyas pero nunca un artículo de opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s