GLOW: luchando por la igualdad

Estándar

Glow (Netflix, 2017) está ambientada en la década de los años ochenta en Estados Unidos. El título de esta serie hace referencia a un show televisivo de lucha libre de mujeres llamado Gorgeous Ladies of Wrestling (GLOW), reivindicando así que este espectáculo de combates no es exclusivo para hombres. Ellas también tienen derecho a pelear en el ring para demostrar que son mucho más que hijas, madres o esposas. Ante todo, son GLOW. Partiendo de la premisa de igualdad entre mujeres y hombres, un director de cine de serie B, Sam Sylvia, convoca un casting en un gimnasio en busca de mujeres poco convencionales que quieran ser las primeras luchadoras de esta nueva modalidad de lucha libre que se emitirá por televisión. De las catorce elegidas, unas están decididas a mostrar que son capaces de ejercer un trabajo que para ellas antes estaba vetado mientras que a otras les atrae más el espectáculo que este formato televisivo lleva consigo. Ambas metas no son posibles sin un entrenamiento físico en los movimientos y las coreografías propios de esta práctica combativa sin los cuales cualquier motivación queda en humo. Todos estos ingredientes van sazonados con canciones de rock & roll de la época que se palpan desde el tráiler de la ficción televisiva hasta los créditos del último capítulo a la vez que la caracterización de personajes y localizaciones nos sumergen de lleno en la década de los ochenta en tierras norteamericanas.

Tres de las mujeres que se embarcan en el proyecto que se va fraguando en esta narración televisiva quieren dejar de estar cosificadas en su vida laboral o personal por personas que creen poder decidir lo que les conviene. Para reivindicarse como personas, cada una de ellas camina hacia delante para lograr su meta gracias al programa televisivo GLOW. La lucha libre les ayuda a ganar cierta independencia respecto a los hombres de su vida. El personaje de Ruth Wilder es donde mejor se representa esta transformación puesto que ella en su carrera como actriz no consigue despuntar en roles de poder que tradicionalmente pertenecen a los hombres. Por ello, formar parte de un equipo de mujeres de lucha libre es un reto que acepta con gusto para ponerse a prueba como profesional. En cambio, Debbie Eagan, también actriz, está satisfecha con ser madre, esposa y representar papeles de poco peso en series hasta que gracias a participar en el show que prepara Sylvia se da cuenta que en el combate físico ella es la dueña de su cuerpo y no su marido. Por su parte, Carmem Wade sueña con seguir los pasos de su padre y sus hermanos en el mundo de la lucha libre profesional lo aprueben ellos o no. Las tres compañeras en el ring se enfrentan a obstáculos para formar parte de un equipo de mujeres que pelean en un terreno de hombres.

El entrenamiento riguroso que siguen para alcanzar la meta deseada pasa por una preparación física diaria en el gimnasio al que asisten bajo la dirección de Cherry Bang que les ayuda a ponerse en forma, se preocupa de que estén comprometidas con el proyecto y de que se centren en él. La elección de una mujer como entrenadora recalca el mensaje feminista que subyace en la historia como parte de la lucha por la igualdad que se lleva a cabo en la trama. Pese a ello, este personaje solo les enseña ejercicios básicos y disciplina en el ejercicio físico, ya que las personas más cercanas al mundo de la lucha libre son los que le transmiten a las mujeres de GLOW coreografías de combate y la importancia de confiar en la compañera del ring sin importar qué tipo de relación existe fuera de él. Para que funcionen las peleas, no solo hace falta un estado físico optimo o conocer algunas llaves de lucha sino que es necesario estar compenetrado con tu contrincante para no hacerse daño y para que el público disfrute del show.

El espectáculo es otro de los pilares del formato televisivo que se trabaja en esta serie. Sin él, hay acción desnuda. En esta narración serial se refleja la importancia de este factor al asignar un personaje ficticio a las luchadoras que vaya acorde con una caracterización en vestimenta y en que cada púgil cuente un relato sobre su alter ego. En este sentido, se opta por estereotipar los rasgos raciales de las integrantes de GLOW, por improvisar una caracterización o, en el caso particular de Ruth, por dejar que una persona encuentre por sí misma qué quiere representar como espejo de la villana del show. Debido a la relación crispada entre Ruth y Debbie, Sylvia decide que una sea la malvada del espectáculo y la otra la heroína. Bajo esta premisa, ambas adoptan los papeles de Zoya the Destroya y Liberty Belle, respectivamente para representar la enemistad entre la URSS y EUA. De nuevo, nos encontramos con arquetipos que el público identifica al instante, sintiendo odio o afecto hacia las luchadoras ficticias que aportan emoción a la exhibición de lucha libre retransmitida por televisión. Esta asociación entre una idea y una persona, positiva o negativa, atrae la atención del espectador porque son exageraciones de conceptos mayoritarios sobre colectivos de una región del planeta concreta. Esta generalización puede dañar física y psicológicamente a la mujer que interpreta este papel si el público la odia a muerte como muestra la serie en algunas escenas. En cambio, funciona dentro del formato televisivo en el que se ejecuta.

Por otro lado, el uso del humor para que el público preste atención a la exhibición de lucha dirigida por Sylvia también es otra herramienta que se emplea en GLOW para que siga esta función de lucha libre. Las dos cómicas del grupo de luchadoras, Stacey Bewick y Dawn Rivecca, se convierten en Ethel y Edna Rosenblatt para arrancar carcajadas mientras pelean. De las catorce mujeres que combaten en el cuadrilátero, son las únicas con una función exclusivamente cómica, ya que apenas se desarrollan como personajes más allá de ser las graciosas del grupo en todo momento. En cambio, Ruth, en la búsqueda de su alter ego y posterior cristalización del mismo, provoca risas en ambos estados de su transformación hacia Zoya debido primero al patetismo del personaje y, posteriormente, a cómo consigue este ensalzar sus dotes de actriz, llevándola incluso a investigar a fondo cómo actúa una mujer rusa real.

Una serie sobre ejercicio físico ambientada en la década de los años ochenta en Estados Unidos perdería fuerza sin una banda sonora ni unas localizaciones acordes. No es el caso de esta ficción televisiva. En el ámbito musical, la mayoría de sintonías que se escuchan desde el tráiler de la serie hasta los créditos del último capítulo de la temporada son, en su mayoría, rock & roll de esa época. La elección de este género es un gran acierto porque enfatiza las luchas constantes que aparecen en pantalla tanto dentro como fuera del ring. Lo mismo sucede con los dos espacios narrativos que más aparecen que son el gimnasio y el motel donde se alojan las componentes de este equipo de lucha libre. Ambos espacios comunes sirven como hervidero de las frustraciones personales de ellas, las del director y de cómo, unidos, van superando obstáculos a base de sumergirse en el mundo de la lucha libre profesional.

GLOW no cautiva por su mensaje feminista, porque sus personajes den espectáculo con alter egos estereotipados ni por la comicidad. La seducción empieza en la primera escena del episodio piloto donde Ruth deja claro que quiere que reconozcan su talento. Esta hambre de pelea, que comparte con el resto de mujeres de GLOW que subirán al cuadrilátero para ofrecer un gran combate con buenos y malos momentos, conecta con todas aquellas personas que quieren una oportunidad para demostrar su valía. El acierto, por ello, de esta ficción televisiva es mantener despierto el apetito de los personajes por alcanzar su meta, lo cual encaja con la idea de luchar por un sueño, un propósito o por la igualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s