Tu nombre será Israel

Estándar

Y no me llamaré más Jacob (La isla de Siltolá, Sevilla, 2016), de David Aliaga (Hospitalet de Llobregat, 1989), comprende dieciséis relatos que muestran rituales, viajes por la memoria y la inmersión del autor en el judaísmo en clave de autoficción. Las historias que conforman este compendio de cuentos se presentan con un grado de detallismo riguroso que enfatiza lo que sienten los personajes ante la soledad, el miedo o los recuerdos de lugares que el tiempo ha cambiado. Como ya ocurría en Inercia gris, cuya reseña podéis leer en Murmullo gris, los silencios pesan en algunos textos, ya que al sugerir el devenir de la trama se adivina la aparición de lo monstruoso entre líneas, lo cual viste de intriga a los escritos con gran acierto.

El rol de la conversión de Aliaga en el judaísmo ya se pone de manifiesto en el título de la obra que toma de Génesis 32:29 en el que se rebautiza a Jacob como Israel. La relevancia del cambio de nombre reaparece en «Clases de hebreo» debido a que en el rito de iniciación al judaísmo la persona que acoge este dogma elige un nombre propio que lo distinga como miembro de la comunidad. Los primeros pasos del autor en la nueva religión no solo nos los muestra mediante el poder de la palabra sino también a través de las impresiones que provocan en él rituales como el tefilin, que se presenta minuciosamente en «De triatletas y filacterias», o encender las velas de las lucernarias en Janucá en «Luminarias». En los tres casos los vocablos que pueblan los relatos están repletas de ilusión y cotidianeidad al incorporar estas nuevas costumbres en la rutina del autor que, a su vez, actúa como narrador en un ejercicio de autoficción en el que se desnuda para reivindicar su reciente incorporación al judaísmo. Probablemente, la voluntad de plasmar esta nueva arista en la identidad de Aliaga le lleve a concebir gran parte de los personajes que habitan en el libro como hijos de Israel o personas que en algún momento de sus vidas se relacionaron con el pueblo judío.

Al echar la vista atrás recordamos con cariño lugares en los que fuimos felices. De vuelta al presente, estos espacios en la memoria se han transformado en territorios austeros como le sucede al hogar de Edith Wasserman en «Será peor» o a Tonk al superponer la imagen que evoca de Támpere durante su juventud con la que halla en la vejez en el relato de título homónimo a la ciudad que revisita tras largos años. Este contraste entre el locus amoenus y el locus eremus se yuxtapone en estos dos textos para recalcar la nostalgia que sienten estos personajes hacia un lugar del mundo al que llamaron hogar en algún punto de sus vidas. El reverso de este ejercicio mnemotécnico se vislumbra en las atrocidades en las que participó el miembro de las SS Sebastien Schmelzer cuyos recuerdos va rescatando del olvido la voz narrativa de «Plomo en la mirada» y «Escribir en la memoria» en un intento por reconstruir la figura de su anciano vecino. A modo de detective, el joven que investiga el pasado del soldado va recolocando los recuerdos de infancia en casa del viejo con los testimonios que la historia conserva.

Y no me llamaré más Jacob es una dedicatoria a la conversión al judaísmo de Aliaga a la vez que los palabras que configuran este compendio de relatos transmiten melancolía por el pasado de algunos personajes y dedicación del alter ego del autor ante los rituales religiosos. Todo ello se manifiesta con una prosa que se detiene en los pequeños detalles de forma pausada, lo cual consigue que los vocablos fluyan a través del viaje iniciático por la religión y buceo por la memoria al que nos invita el texto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s