Archivo de la categoría: Monte Paoz

Las voces de Songokumanía: El Big Bang del Manga

Estándar

Songokumanía: El Big Bang del Manga (Mamonaku Films, 2012 – 2016) es un documental ideado por Oriol Estrada que está formado por fragmentos de entrevistas a Cels Piñol, autor de Fanhunter; Marc Bernabé, traductor en Daruma Serveis Lingüístics; Óscar Valiente, director de Norma Editorial; Manu Guerrero, product manager de Selecta Visión; Antonio Martín, director editorial de Comics Fórum (1982 – 2000); Pere Olivé, director artístico en el Grupo Planeta (1984 – 2006); Joan Navarro, director general Editores de tebeos; Montserrat Samón, licensing manager Grupo Planeta (1991 – 1999); Chigusa Ogino, agente asociada en Tuttle Mori en 1991 y actual directora; Oleguer Sarsanedas, director de programación de TV3 (1990 – 1996); Ana María Meca, coordinadora editorial de Estudio Fénix; Àlex Samaranch, director general Estudio Fénix y Genís Puig, director del portal web Misión Tokyo.

El contenido del documental es la semilla que llevó a plantearse a Estrada la confección del libro Songokumanía: El big bang del manga (Edicions Xandri, 2016). Los testimonios reunidos en este documento audiovisual generan una polifonía de voces de lo que supuso el inicio del fenómeno social conocido como Songokumanía. Cada uno de ellos narra con ilusión y alegría cómo fue su primera vez con Dragon Ball, en el caso de los fans, o qué línea de sucesos llevaron a la edición de la serie blanca de Dragon Ball por parte de Planeta de Agostini. Tanto esta aventura editorial como el relato épico que se desarrollaba en los televisores de miles de hogares españoles supusieron un punto de inflexión en sus vidas y en la forma en la que se concibe actualmente el manganime. Por ello, el autor de este proyecto defiende que la Songokumanía fue el big bang del manga.

Respecto a la manera de presentar las entrevistas, cabe destacar los títulos de crédito en los que se ve a Oriol Estrada pasear por una playa, probablemente de la comarca El Maresme, para desenterrar de la arena una dragon ball como hicieron Son Goku y sus amigos en incontables ocasiones. Durante el proceso suena la versión japonesa de la canción «Per mars i muntanyes» del grupo catalán Els amics de les arts, la cual está inspirada en la obra estrella de Akira Toriyama. Tras este arranque mágico, dan comienzo los testigos que se pueden ver en el documental. Entre algunas de las intervenciones hay intermedios protagonizados por la voz en off de Estrada que narra momentos clave de la serie, mostrando, a su vez, recortes de prensa de la época sobre el impacto que tuvo Bola de Drac en Cataluña. Este apoyo gráfico enfatiza el discurso sobre el que pivota este vídeo así como ejerce la función de documento histórico en papel sobre lo que los participantes del proyecto cuentan. Entre ellos, resalta la aparición de Montserrat Samón y Chigusa Ogino cuyas anécdotas no se incluían en la primera versión de este documento audiovisual emitida en 2012.

Lee el resto de esta entrada

Espíritu otaku en Barcelona

Estándar

cartelHay cuatro días en el calendario que miles de otakus esperan con ilusión, con nervios y con alguna que otra mariposa revoloteando en su estómago. Hay cuatro fechas señaladas para las que ahorran, para las que emprenden un viaje desde tierras lejanas o desde la calle de enfrente. No importa de donde vengan ni de donde sean porque todos ellos durante ese corto período de tiempo se unirán al espíritu otaku del Salón del Manga de Barcelona. La presente edición (29-10-2015 – 01-11-2015), celebrada en el recinto de Fira Montjuïc, contaba con 60.000 m2, multitud de exposiciones, cosplays, conciertos y muchas más manifestaciones de la cultura japonesa. Cruzar la entrada del lugar era para los visitantes como el país de las maravillas que se halla al otro lado del espejo.

Lo primero que se observa al acceder a este espacio es la plaza Univers donde se encuentra un escenario cubierto con una carpa para protegerlo en caso de lluvia. En el tablado se celebraron concursos de cosplays y conciertos como el de la banda musical japonesa Love Tamburin que se realizó el domingo 1 de noviembre de tres a cuatro de la tarde. Uno de los temas que tocaron fue una cover de «We are!» de Hiroshi Kitdani que es mundialmente conocida por ser la melodía elegida para el primer opening del anime de One Piece. Durante toda la función, el público coreó al unísono el repertorio que interpretó el grupo nipón, causando emoción al cantar la pieza musical de la serie que más éxito tiene ahora mismo en Japón. Estar allí entre los fans de la animación japonesa que vibraban con los espectáculos que se celebraron en aquel entoldado prueba cómo a partir de la animación japonesa se puede percibir el sentimiento que emana de la música del país del sol naciente aunque no se sepa japonés.

A mano derecha de esta carpa, se abrió por primera vez en la Historia de esta meca del manga el palacio 4 donde se ubicaba Star Wars Japan que estaba formada por una extensa exposición sobre Star Wars y su relación con Japón. En la muestra había figuras de personajes emblemáticos de la saga galáctica que estaban colocados en vitrinas como C-3PO, R2-D2, Darth Vader, etc. así como sables de luz en miniatura de color verde, azul, rojo y violeta. Otra singularidad que había en este espacio dedicado a la saga cinematográfica iniciada por George Lucas era un photocall estelar que incluía un modelo de moto jet 74-Z a escala y un mural de los árboles de la luna boscosa donde habitan los ewoks. Otros artículos que se podían contemplar a tamaño real eran la cabeza del androide C-3P0, dos cascos de soldados clon y una reproducción de un busto de un soldado de la Alianza Rebelde.

Lee el resto de esta entrada

Venganza y secuestro

Estándar

Poster_Devuelvanme_a_Gohan_JapCuando alguien no acepta una derrota, guarda rencor hacia el ganador y, a veces, este se transmite a las nuevas generaciones como sucede en la película Dragon Ball Z ¡Devuélvanme a Gohan! (Doragon Bōru Zetto: Ora no Gohan o Kaese!!, Daisuke Nishio, Toei Animation, 1989) que inicia la etapa Z de la franquicia Dragon Ball. En ella, Son Goku, ya casado con Chi-Chi, es padre de Son Gohan que lleva un sombrero con la dragon ball de cuatro estrellas que había pertenecido al abuelo adoptivo de Goku.  Garlick Jr. alberga el anhelo de ser inmortal, objetivo que conseguirá tras secuestrar a Gohan, reunir las esferas mágicas e invocar al dragón Shenron. Una vez completado el ritual, él y sus secuaces deberán lidiar con Goku y Krilin para recuperar al niño mientras que, por otra parte, Kami-sama y Piccolo se enfrentarán al malvado en respuesta a la amenaza que este supone al querer atentar contra la paz mundial. Su afán de sembrar el caos nace del rechazo que le hizo a su padre el anterior Dios de la Tierra al no quererlo como sucesor en el puesto. Aquella negativa hizo crecer un odio profundo en Garlick que se focalizó ante el actual Dios y que, con el tiempo, heredó su hijo. Por ello, este sentimiento motiva a Garlick Jr. a alcanzar la vida eterna para poder así obtener la venganza contra Kami-sama e iniciar una era de terror sobre el planeta.

Este largometraje está ambientado antes de la saga de los saiyans de Dragon Ball Z, siendo la primera vez que esto sucede así como la aparición de Chi-Chi, Gyumaoh, Piccolo, Son Gohan, Kami-sama y los enemigos de turno que inician sus andanzas en la gran pantalla en esta cinta. Los personajes antagónicos se caracterizan por su aspecto demoníaco y por tener la capacidad de aumentar su musculatura, haciendo que sean más difíciles de derrotar. Solo los subordinados de Garlick Jr. son más fuertes que Chi-Chi y su padre, lo cual sitúa su poder a un nivel sobrehumano. Pese a ello, Goku y sus aliados están a su nivel y combaten contra ellos sin grandes dificultades. Al obtener la inmortalidad e incrementar su masa corporal, Garlick Jr. es invencible. Nadie puede con él, probablemente, porque no puede morir. Antes de transformarse, protagoniza un duelo contra Kami-sama en el que los dos luchadores combinan ataques físicos con ondas de ki, ofreciendo un combate igualado. En cambio, al enfrentarse contra Goku y Piccolo opta más por la fuerza bruta que por las descargas de energía, lo cual hace que crezca la posibilidad de su victoria. Solo un milagro podría ayudar a Goku y compañía a deshacerse de este villano.

Como contrapunto a las peleas que suceden en el palacio de Garlick Jr., no hay que olvidar el tema que da título a la película. Es decir, el secuestro de Gohan. El pequeño corretea por el hogar de los malos que lo persiguen como si fueran sus niñeras. El encargado de cuidar al niño, debido a que Garlick Jr. ve un poder oculto en él, es Nicky que no puede evitar que el hijo de Goku se coma una manzana prohibida que lo emborracha. Fruto de la embriaguez, Gohan canta y tiene alucinaciones en las que salen animales de todo tipo felices y sonrientes. Al terminar su número musical, se duerme en el trono de Garlick Jr. rebelándose de forma inocente ante el pérfido personaje. La comicidad de este fragmento recae sobre el hijo de Goku que contrasta con el dramatismo de los adultos que, en lugar de hacer travesuras, luchan para evitar que el mal triunfe. Lee el resto de esta entrada

Lealtad

Estándar

aventura_misticaAl finalizar el entrenamiento de Son Goku y Krilin, el maestro Mutenroshi decide que sus alumnos prueben sus habilidades de combate en el torneo de artes marciales que organiza el emperador Chaoz del reino de Miphan en  Dragon Ball: aventura mística (Doragon Bōru: Makafushigi Daibōken, Kazuhisa Takenouchi, Toei Animation, 1988). La trama de esta película continúa los hechos de su predecesora a la vez que se convierte en un gran pastiche debido a la versión alternativa del arco argumental de Red Ribbon y del vigesimosegundo Tênkaichi Budōkai. Sintetizar y reinventar los innumerables aliados y enemigos que aparecen en estas sagas provoca que su papel en el film se limite a un cameo o sea meramente testimonial. A pesar de la sobredosis de caracteres cuyo papel es reescrito al que tienen en la serie, sobresale la lealtad entre Ten Shin Han y Chaoz, entre Bora y su hogar, entre Goku y hacer lo correcto. En definitiva, esta cualidad impera entre los protagonistas mientras que se ausenta entre los antagonistas.

Miphan es una región gobernada por el joven soberano Chaoz cuya concepción está inspirada en el gobernante del largometraje (The Last Emperor, Bernardo Bertolucci, Recorded Picture Company, 1987) así como en la ambientación de la ciudad prohibida para el diseño del palacio donde viven Chaoz y sus súbditos. El diseño de este entorno coincide con el que se usó en la primera etapa de Dragon Ball, lo cual acerca la cinta a la obra maestra de Akira Toriyama. Sin embargo, el torneo que se desarrolla en este lugar es diferente al que se celebra en el manganime, ya que no hay una selección previa de luchadores, rondas de peleas en las que el ganador va ascendiendo hasta tener la oportunidad de participar en la final ni tampoco aparece el emblemático presentador de los Tênkaichi Budōkai. En su lugar, los aspirantes a ser el campeón van se enfrentan a un rival y el vencedor puede ser desafiado por cualquiera que esté inscrito previamente. Siguiendo esta dinámica, se establece un ganador cuyo premio será pedirle un deseo al gobernante.

El objetivo de los alumnos de Mutenroshi es comprobar su dominio de las artes marciales en los duelos que tengan contra otros adversarios. Este evento es idóneo para ello. No obstante, el asesinato de Bora por parte de Tao Pai Pai concluye esta subtrama para desvelar el complot que él junto a Tsuru preparan para derrocar al emperador y conseguir el poder de Miphan. Ante los actos de estos villanos, Goku querrá hacer justicia y vengar la muerte de su nuevo amigo, puesto que la considera injusta y cruel. La rapidez con que se desenvuelve la contienda en dos asaltos entre el joven saiyan y el criminal es excesiva porque la aparición de la torre sagrada y de la Villa del Pingüino es testimonial a la vez que innecesaria en la trama de la película. Por ejemplo, la comicidad que puedan aportar los personajes de Arale Norimaki y las dos Gatchan no se saborea dado que son efímeras. Por su parte, Goku aterriza en la torre de Karin a quien sólo le conceden unas frases. La presencia de estos cameos sólo sirve como guiño hacia tramas secundarias que se rescatan del manganime así como para rebajar la tensión que se genera en Miphan alrededor del golpe de estado contra Chaoz. Todo el mundo parece traicionarle. Lee el resto de esta entrada

El inicio de una gran amistad

Estándar

La Bella Durmiente en el castillo del malEn la noche oscura de la montaña del demonio el ejército de las tinieblas custodia la joya más hermosa y pura. La bella durmiente. Son Goku y Krilin deberán rescatarla como obsequio para que los entren en las artes marciales el gran maestro Muten Roshi. Con esta misión da comienzo a la segunda película de la obra maestra de Akira Toriyama Dragon Ball: la bella durmiente en el castillo del mal (Doragon Bōru: Majin-Jō No Nemuri Hime, Daisuke Nishio ,Toei Animation, 1987) que adapta de forma libre en la gran pantalla la presentación de Krilin y Lunch en la historia de las bolas de dragón. A través de esta aventura iniciática se estrechan los lazos de los dos futuros alumnos de la escuela Kame que se convertirán en grandes amigos.

Como sucedía en la anterior entrega, este largometraje contrae una parte de los inicios de Dragon Ball a la vez que propone un relato épico propio de la cinta con la presentación del paraje lúgubre donde habitan los monstruos que sirven a Lucifer. Roshi conoce la localización de la guarida del diablo debido a la leyenda de la bella durmiente de quien cuentan que es una joven hermosa que lleva cientos de años durmiendo en el castillo del mal. Traerla a la isla de Roshi será el cometido de Goku y Krilin. Para ello, cruzarán mares, bosques, montañas y parajes siniestros rumbo al oeste hasta que lleguen a su destino. Durante el camino, ambos competirán por ser el primero en alcanzar la meta. Krilin se servirá de su astucia y juego sucio para confundir a su rival y retrasarlo sin que este tenga la posibilidad de ser adiestrado por Roshi. Por su parte, Goku supera los obstáculos con los que se encuentra así como sale airoso de las jugarretas que le prepara su contrincante.

Los dos chicos salieron de la isla de Roshi por la mañana y llegaron a la guarida del demonio al atardecer. El cielo rojizo le otorga un aire tétrico al lugar que se acrecienta con la llegada de la noche y el despertar de los seres malignos que allí habitan. Al adentrarse en el castillo, una horda de seres demoníacos les da la bienvenida haciendo inevitable los primeros combates de los muchachos. El más fuerte de ellos es Gastel, un ser maligno de color rojo que pelea con varas, que pelea con Goku mientras Krilin se ocupa de los demás. Lo interesante de estos efímeros villanos es su diseño ya que no es habitual que haya grupos de seres de aspecto diabólico en este anime. En cambio, esta película mantiene la tónica humorística del inicio de la serie incluso en las escenas de lucha a la vez que ofrece paisajes bellos y diversos acordes a los sitios por donde los protagonistas se mueven. El hilo narrativo de la trama es la relación entre Goku y Krilin anteponiendo esta a la aparición testimonial del resto de personajes como Yamcha, Puar, Oolong o Bulma que sólo actúa como damisela en apuros. Lee el resto de esta entrada

El anime en las cadenas televisivas españolas

Estándar

animeesEl anime en España ha sido relegado a un plano marginal en la televisión donde emiten más reposiciones de las series de la década de los noventa que nuevas. En aquella época cualquier espectador podía hacer zapping por todos los canales televisivos y ver algún episodio de animación japonesa. Los nostálgicos del género llaman a estos años la edad dorada del anime en español debido a la gran oferta que de este había. Recuerdo que niños y niñas madrugábamos para ver durante el desayuno Doraemon en TV3, Dash!! Kappei en Telecinco, Sailor Moon en Antena 3 o Rurouni Kenshin en Canal + y un largo etc. Ya en los 2000 llegarían Pokémon, Yugi-Oh, Digimon, Shin Chan y algunas más que compartían parrilla con la eterna Dragon Ball.

Estos ejemplos son una pequeña muestra de lo que durante este período uno se podría encontrar al cambiar de canal. Algunos los emitían los fines de semana por la mañana, por la tarde o incluso de madrugada como sucedía en el Canal 33 a finales de los años noventa. En España esto estaba por todas partes. Lo veías tú, tu vecino, los compañeros del colegio y prácticamente todo el mundo. Era vox populi entre los menores de edad y los jóvenes. La gran mayoría de estos colectivos disfrutaba de las aventuras de un sinfín de personajes masculinos, femeninos o robóticos. No importaba si se trataba de un shōnen, un shōjo o si la trama ocurría en nuestro planeta o a bordo de una nave espacial. Estos dibujos procedentes del país del sol naciente arrancaban sonrisas y lecciones sobre la vida a partes iguales en los televidentes de antes y en los de ahora. Hay cientos de historias de niños y niñas que aprendieron lo que es la amistad, el respeto, la confianza, el amor y el afán por superarse a uno mismo gracias a la narrativa que les contaban innumerables series. Ahora esa llama que ardía con tanta fuerza en el pasado son unas ascuas de lo que fueron en la televisión española.

Ya sea por motivos económicos o para promover contenidos de otro tipo, este tipo de animación ha sido confinada a repeticiones incontables de grandes éxitos del siglo pasado como Dragon Ball o Doraemon que, pese a ser grandes ejemplos de animación japonesa y tener una legión de seguidores, monopolizan las escasas franjas horarias que aun posee el anime en este país. ¿Habría que dejar de emitirlas para siempre? No, pero sí reducir sus horas de emisión para darle la oportunidad a series que merecen ser dobladas a las lenguas oficiales del estado español dando así trabajo a los profesionales del doblaje de conocer nuevos personajes así como presentárselos a las nuevas generaciones que están creciendo con ejemplos televisivos grotescos a través de programas sensacionalistas que reflejan el patetismo del ser humano. Lee el resto de esta entrada

Ara fa vint-i-cinc anys de Bola de Drac

Estándar
10997 (1)

Dibuix d’en D.A.C pels 25 anys de Bola de Drac

Ara fa vint-i-cinc anys es va emetre per primer cop en català l’anime de Bola de Drac. Aleshores, ningú sabia que aquells dibuixos japonesos serien la llum que omple de goig els cors de milers de fans a Catalunya i arreu del món. El silenci previ a aquell fet històric el va trencar el opening «Anem-la a buscar» cantat per en Jordi Vila i, tot seguit, les paraules que va pronunciar l’actor de doblatge Joan Velilla (1927 – 1995) van començar l’aventura misteriosa que farien en Son Goku i els seus amics cercant les set boles de drac:

“Fa molt i molt de temps, en una època misteriosa que ningú no ha vist mai ni n’ha sentit parlar, en una muntanya a molts quilometres de qualsevol ciutat, vivia un nen tot sol amb la única companyia de la mare natura” (Bola de Drac, capítol 1, TV3, 15/02/1990, dijous, 17.35).

A partir del 15 de febrer de 1990, molts nens es van aficionar a aquesta sèrie enlluernats per uns personatges que emprenien un viatge iniciàtic que els faria madurar mentre buscaven les esferes màgiques. Aquella peregrinació on els herois de molts infants creixien amb cada obstacle que superaven a les seves vides es va interrompre enmig del combat final del 21è Torneig de les Arts Marcials on s’enfrontaven en Goku i en Jackie-Chun al episodi vint-i-sis. L’endemà, 22 de març de 1990, centenars de nens es sentiren indignats perquè en lloc de continuar amb la lluita aferrissada entre els seus estimats personatges estaven emetent Els Barrufets.

Aquell any encara no existia el programa infantil – juvenil Súper 3, que va néixer l’11 de febrer de 1991, ni la gent tenia ordinadors a casa amb Internet per buscar els capítols que faltaven. La única finestra lluny del món avorrit dels adults que tenien els nens era la televisió que retransmetent Bola de Drac esdevingué una caixa màgica on TV3 era el prestidigitador que feia aparèixer les aventures d’en Goku a la hora de berenar. Per tant, la interrupció d’aquella historia fabulosa plena de llocs fantàstics, combats interminables i personatges que t’ensenyaven el valor de la amistat no es podia acabar enmig d’un torneig. Aquella terrible noticia va entristir a molts membres de la primera generació de fans. Ningú sabia què passaria després de que “el gran Jackie-Chun, el mestre Muten Roshi, ha començat el seu contraatac. El podrà resistir en Goku?” (Bola de Drac, capítol 26, TV3, 21/03/1990, dimecres, 17.35). Segons la web El doblaje de Andalucía, l’anime es va aturar perquè:

“Los primeros 26 episodios se doblaron, tanto en castellano como en catalán, en el estudio de doblaje Dovi S.L. de Esplugues de Llobregat (Barcelona) propiedad de Mario Bistagne Fabregat (26-VI-1925), con la más que probable dirección del veterano actor Joan Velilla […] a finales de 1988”. (El doblaje de Andalucía, El Doblaje Bola de Dragón) Lee el resto de esta entrada