Archivo de la etiqueta: Akira Toriyama

Venganza y secuestro

Estándar

Poster_Devuelvanme_a_Gohan_JapCuando alguien no acepta una derrota, guarda rencor hacia el ganador y, a veces, este se transmite a las nuevas generaciones como sucede en la película Dragon Ball Z ¡Devuélvanme a Gohan! (Doragon Bōru Zetto: Ora no Gohan o Kaese!!, Daisuke Nishio, Toei Animation, 1989) que inicia la etapa Z de la franquicia Dragon Ball. En ella, Son Goku, ya casado con Chi-Chi, es padre de Son Gohan que lleva un sombrero con la dragon ball de cuatro estrellas que había pertenecido al abuelo adoptivo de Goku.  Garlick Jr. alberga el anhelo de ser inmortal, objetivo que conseguirá tras secuestrar a Gohan, reunir las esferas mágicas e invocar al dragón Shenron. Una vez completado el ritual, él y sus secuaces deberán lidiar con Goku y Krilin para recuperar al niño mientras que, por otra parte, Kami-sama y Piccolo se enfrentarán al malvado en respuesta a la amenaza que este supone al querer atentar contra la paz mundial. Su afán de sembrar el caos nace del rechazo que le hizo a su padre el anterior Dios de la Tierra al no quererlo como sucesor en el puesto. Aquella negativa hizo crecer un odio profundo en Garlick que se focalizó ante el actual Dios y que, con el tiempo, heredó su hijo. Por ello, este sentimiento motiva a Garlick Jr. a alcanzar la vida eterna para poder así obtener la venganza contra Kami-sama e iniciar una era de terror sobre el planeta.

Este largometraje está ambientado antes de la saga de los saiyans de Dragon Ball Z, siendo la primera vez que esto sucede así como la aparición de Chi-Chi, Gyumaoh, Piccolo, Son Gohan, Kami-sama y los enemigos de turno que inician sus andanzas en la gran pantalla en esta cinta. Los personajes antagónicos se caracterizan por su aspecto demoníaco y por tener la capacidad de aumentar su musculatura, haciendo que sean más difíciles de derrotar. Solo los subordinados de Garlick Jr. son más fuertes que Chi-Chi y su padre, lo cual sitúa su poder a un nivel sobrehumano. Pese a ello, Goku y sus aliados están a su nivel y combaten contra ellos sin grandes dificultades. Al obtener la inmortalidad e incrementar su masa corporal, Garlick Jr. es invencible. Nadie puede con él, probablemente, porque no puede morir. Antes de transformarse, protagoniza un duelo contra Kami-sama en el que los dos luchadores combinan ataques físicos con ondas de ki, ofreciendo un combate igualado. En cambio, al enfrentarse contra Goku y Piccolo opta más por la fuerza bruta que por las descargas de energía, lo cual hace que crezca la posibilidad de su victoria. Solo un milagro podría ayudar a Goku y compañía a deshacerse de este villano.

Como contrapunto a las peleas que suceden en el palacio de Garlick Jr., no hay que olvidar el tema que da título a la película. Es decir, el secuestro de Gohan. El pequeño corretea por el hogar de los malos que lo persiguen como si fueran sus niñeras. El encargado de cuidar al niño, debido a que Garlick Jr. ve un poder oculto en él, es Nicky que no puede evitar que el hijo de Goku se coma una manzana prohibida que lo emborracha. Fruto de la embriaguez, Gohan canta y tiene alucinaciones en las que salen animales de todo tipo felices y sonrientes. Al terminar su número musical, se duerme en el trono de Garlick Jr. rebelándose de forma inocente ante el pérfido personaje. La comicidad de este fragmento recae sobre el hijo de Goku que contrasta con el dramatismo de los adultos que, en lugar de hacer travesuras, luchan para evitar que el mal triunfe. Lee el resto de esta entrada

Lealtad

Estándar

aventura_misticaAl finalizar el entrenamiento de Son Goku y Krilin, el maestro Mutenroshi decide que sus alumnos prueben sus habilidades de combate en el torneo de artes marciales que organiza el emperador Chaoz del reino de Miphan en  Dragon Ball: aventura mística (Doragon Bōru: Makafushigi Daibōken, Kazuhisa Takenouchi, Toei Animation, 1988). La trama de esta película continúa los hechos de su predecesora a la vez que se convierte en un gran pastiche debido a la versión alternativa del arco argumental de Red Ribbon y del vigesimosegundo Tênkaichi Budōkai. Sintetizar y reinventar los innumerables aliados y enemigos que aparecen en estas sagas provoca que su papel en el film se limite a un cameo o sea meramente testimonial. A pesar de la sobredosis de caracteres cuyo papel es reescrito al que tienen en la serie, sobresale la lealtad entre Ten Shin Han y Chaoz, entre Bora y su hogar, entre Goku y hacer lo correcto. En definitiva, esta cualidad impera entre los protagonistas mientras que se ausenta entre los antagonistas.

Miphan es una región gobernada por el joven soberano Chaoz cuya concepción está inspirada en el gobernante del largometraje (The Last Emperor, Bernardo Bertolucci, Recorded Picture Company, 1987) así como en la ambientación de la ciudad prohibida para el diseño del palacio donde viven Chaoz y sus súbditos. El diseño de este entorno coincide con el que se usó en la primera etapa de Dragon Ball, lo cual acerca la cinta a la obra maestra de Akira Toriyama. Sin embargo, el torneo que se desarrolla en este lugar es diferente al que se celebra en el manganime, ya que no hay una selección previa de luchadores, rondas de peleas en las que el ganador va ascendiendo hasta tener la oportunidad de participar en la final ni tampoco aparece el emblemático presentador de los Tênkaichi Budōkai. En su lugar, los aspirantes a ser el campeón van se enfrentan a un rival y el vencedor puede ser desafiado por cualquiera que esté inscrito previamente. Siguiendo esta dinámica, se establece un ganador cuyo premio será pedirle un deseo al gobernante.

El objetivo de los alumnos de Mutenroshi es comprobar su dominio de las artes marciales en los duelos que tengan contra otros adversarios. Este evento es idóneo para ello. No obstante, el asesinato de Bora por parte de Tao Pai Pai concluye esta subtrama para desvelar el complot que él junto a Tsuru preparan para derrocar al emperador y conseguir el poder de Miphan. Ante los actos de estos villanos, Goku querrá hacer justicia y vengar la muerte de su nuevo amigo, puesto que la considera injusta y cruel. La rapidez con que se desenvuelve la contienda en dos asaltos entre el joven saiyan y el criminal es excesiva porque la aparición de la torre sagrada y de la Villa del Pingüino es testimonial a la vez que innecesaria en la trama de la película. Por ejemplo, la comicidad que puedan aportar los personajes de Arale Norimaki y las dos Gatchan no se saborea dado que son efímeras. Por su parte, Goku aterriza en la torre de Karin a quien sólo le conceden unas frases. La presencia de estos cameos sólo sirve como guiño hacia tramas secundarias que se rescatan del manganime así como para rebajar la tensión que se genera en Miphan alrededor del golpe de estado contra Chaoz. Todo el mundo parece traicionarle. Lee el resto de esta entrada

El inicio de una gran amistad

Estándar

La Bella Durmiente en el castillo del malEn la noche oscura de la montaña del demonio el ejército de las tinieblas custodia la joya más hermosa y pura. La bella durmiente. Son Goku y Krilin deberán rescatarla como obsequio para que los entren en las artes marciales el gran maestro Muten Roshi. Con esta misión da comienzo a la segunda película de la obra maestra de Akira Toriyama Dragon Ball: la bella durmiente en el castillo del mal (Doragon Bōru: Majin-Jō No Nemuri Hime, Daisuke Nishio ,Toei Animation, 1987) que adapta de forma libre en la gran pantalla la presentación de Krilin y Lunch en la historia de las bolas de dragón. A través de esta aventura iniciática se estrechan los lazos de los dos futuros alumnos de la escuela Kame que se convertirán en grandes amigos.

Como sucedía en la anterior entrega, este largometraje contrae una parte de los inicios de Dragon Ball a la vez que propone un relato épico propio de la cinta con la presentación del paraje lúgubre donde habitan los monstruos que sirven a Lucifer. Roshi conoce la localización de la guarida del diablo debido a la leyenda de la bella durmiente de quien cuentan que es una joven hermosa que lleva cientos de años durmiendo en el castillo del mal. Traerla a la isla de Roshi será el cometido de Goku y Krilin. Para ello, cruzarán mares, bosques, montañas y parajes siniestros rumbo al oeste hasta que lleguen a su destino. Durante el camino, ambos competirán por ser el primero en alcanzar la meta. Krilin se servirá de su astucia y juego sucio para confundir a su rival y retrasarlo sin que este tenga la posibilidad de ser adiestrado por Roshi. Por su parte, Goku supera los obstáculos con los que se encuentra así como sale airoso de las jugarretas que le prepara su contrincante.

Los dos chicos salieron de la isla de Roshi por la mañana y llegaron a la guarida del demonio al atardecer. El cielo rojizo le otorga un aire tétrico al lugar que se acrecienta con la llegada de la noche y el despertar de los seres malignos que allí habitan. Al adentrarse en el castillo, una horda de seres demoníacos les da la bienvenida haciendo inevitable los primeros combates de los muchachos. El más fuerte de ellos es Gastel, un ser maligno de color rojo que pelea con varas, que pelea con Goku mientras Krilin se ocupa de los demás. Lo interesante de estos efímeros villanos es su diseño ya que no es habitual que haya grupos de seres de aspecto diabólico en este anime. En cambio, esta película mantiene la tónica humorística del inicio de la serie incluso en las escenas de lucha a la vez que ofrece paisajes bellos y diversos acordes a los sitios por donde los protagonistas se mueven. El hilo narrativo de la trama es la relación entre Goku y Krilin anteponiendo esta a la aparición testimonial del resto de personajes como Yamcha, Puar, Oolong o Bulma que sólo actúa como damisela en apuros. Lee el resto de esta entrada

Dragon Ball en 30 frases

Estándar

DB30th“Hace mucho, mucho tiempo, en una época misteriosa, de la cual nadie ha visto ni oído hablar, en una montaña a quilómetros y quilómetros de la ciudad, vivía un niño con la Madre Naturaleza como única compañía” y este chico es hijo de Akira Toriyama que lo creó inspirándose en Sun WuKong protagonista de la novela china Viaje al Oeste: las aventuras del rey mono. Maravillado por este personaje, Toriyama esbozó a un niño con cola de mono que llevaba un Nyoi-bō y que viajaba en una nube voladora como el Gran Sabio, Sosia del Cielo. Al infante, lo bautizó como Son Goku y su objetivo era reunir las siete dragon balls para invocar al dragón Shenron que concede un deseo al que lo llama. Así nació Dragon Ball. Su autor preparó el primer capítulo de este manga y lo envío a la revista Shōnen Jump donde se publicaría en el número 51 el 20 de noviembre de 1984 pese a que este ejemplar date del 3 de diciembre de 1984. La controversia se debe a que en Japón las revistas de este cariz salen a la venta dos semanas antes de lo que deberían. Por ello, durante treinta años algunos fans han creído que los lectores conocieron al chico-mono el 3 de diciembre de 1984 y no el 20 de noviembre de 1984.

Aun así, su historia creció y se esparció en siete direcciones alrededor del mundo. Durante tres décadas, miles de millones de fans hemos disfrutado de este manganime japonés en lenguas como el inglés, el catalán, el castellano, el valenciano, el vasco, el gallego, el francés, el portugués, el italiano, el alemán, el polaco, el neerlandés, el sueco, el finlandés, el griego, el hebreo, el croata, el ruso, el cantones, el chino, el mandarín, el coreano, el malayo, el melayu, el hindi, el árabe, el tailandés, etc. Más de treinta lenguas. Más de tres veces diez países. ¿Qué tiene Dragon Ball que tanto gusta? Cada uno de los que se hagan esta pregunta tendrá una respuesta porque hay muy pocos cómics japoneses que causen sensación entre deportistas como Rafa Nadal, cantantes como Estopa o personas anónimas como Antonio, Héctor, David, Pedro, Wembley, Arancha y millones de alumnos de la escuela Kame que existen en todo el globo. Sin embargo, la mayoría de los que atesoramos en nuestros corazones las bolas mágicas y que seguimos las enseñanzas de Goku hemos decidido unir nuestras manos y hacer frente al Dragon Ball 30th Anniversary Project, un proyecto que está haciendo Historia.

¿Y qué tiene Dragon Ball que tanto me apasiona? Al mediodía antes de ir al colegio, por la tarde al volver del colegio veía Bola de Drac en TV3 o Canal 33 de Cataluña. Si no podía verlo, lo grababa en VHS cuando hacer esto era la última frontera tecnológica mucho antes de que los ordenadores se mudaran a nuestros hogares. Rondaban los noventa y todo niño se hipnotizaba viendo a los guerreros Z. responder a la pregunta qué tiene Dragon Ball que durante casi veinticinco años me ha hecho vibrar es imposible en una sola oración. Recuerdo treinta frases que reflejan lo que esta serie significa para mí.

1. Qui no tingui un cor pur no podrà volar amb el núvol kinton (Bola de Drac, capítol 3)

Cuando empezó la aventura de Son Goku y Bulma en busca de las siete dragon balls encontraron a una tortuga de mar en medio de la montaña. Goku decidió llevarla al mar, un gran lago inmenso que jamás había visto. En agradecimiento, la tortuga les presentó a Muten Roshi quien le regaló la nube Kinton al que tuviese un corazón puro. El elegido fue Goku. Él era un niño inocente que había crecido en la montaña Paoz, un lugar alejado de la civilización y en el que sólo había conocido el amor de su abuelo Son Gohan. Por tanto, no guardaba oscuras intenciones o pensamientos perversos. Al ver cómo subió a la nube sin ningún problema me quedé estupefacto. Con esta acción, él me enseñó que a los que tienen buen corazón les pasan cosas buenas. No es algo habitual porque hablamos de una obra de ficción pero con ese simple gesto, vi esperanza en esa idea. Lee el resto de esta entrada

La leyenda de las bolas de dragón

Estándar

105Tras el éxito de Dragon Ball, nace la película Dragon Ball: La leyenda del dragón Shenron (Doragon Bōru Shenron no Densetsu, Daisuke Nishio, Toei Animation, 1986) que es un resumen de cómo Son Goku conoció a Bulma, Oolong, Yamcha, Puar y Mutenroshi. La trama se centra en la búsqueda de las bolas de dragón que realizan Goku y sus amigos y los soldados del rey Gurumes. Este largometraje, al estar ambientado en los inicios de la obra estrella de Akira Toriyama, rebosa más humor que acción por parte de unos personajes jóvenes con carácter muy marcado. ¿Quién se hará con las siete bolas?

Cuentan que quien las reúna podrá pedirle un deseo a Shenron. El reino Gurumes está siendo asolado por la pobreza debido a las excavaciones en busca de rubíes que lleva a cabo el ejército real. El objetivo del monarca es usar estas piedras preciosas para conseguir los manjares más exquisitos de la Tierra. Su apetito es insaciable. Todo lo que prueba es peor que lo anterior. Desesperado, ordena a sus subordinados que encuentren las bolas de dragón para pedirle a Shenron que lo cure de su enfermedad. Mientras tanto, su pueblo sufre los caprichos de su rey. Casi todos sus habitantes han perdido la esperanza salvo una niña llamada Penny. Ella irá a buscar al hombre más fuerte del mundo para que derroque al tirano. Por otro lado, una joven intrépida se adentrará en el monte Paoz donde ha localizado una de las bolas de dragón. Allí cruzará su camino con un niño que cambiará su vida para siempre.

Así se conocieron Bulma y Goku en la gran pantalla. Durante su viaje se encontrarán con tipos pintorescos como Oolong, los bandidos Yamcha y Puar y el maestro de artes marciales Mutenroshi quien ostenta el título de ser el hombre más fuerte que existe. En su camino para hallar las esferas mágicas, el grupo de Goku se topa con Penny a la que ayudan a hacer frente a las tropas del soberano y obtener las bolas de dragón. Lee el resto de esta entrada