Archivo de la etiqueta: muerte

Vacíos

Estándar

Ausencias (La isla de Siltolá, Sevilla, 2017), primer libro de cuentos de Raúl Clavero (Salamanca, 1978), lo componen veinte relatos repletos, por un lado, de formas de asimilar la pérdida de un ser querido o de la inocencia debido a un suceso traumático mientras que otros textos de este compendio ahondan en la construcción de la identidad de los personajes a modo de exploración personal. La muerte y la enfermedad acechan la cotidianeidad de padres, madres, hijos y amigos que llenan el vacío de sus corazones de la mejor manera que pueden. Como dato anecdótico, cada pieza del libro ha sido premiada o finalista en algún concurso literario.

La muerte nos rodea, nos golpea y nos hiere cuando se lleva a alguien amado. Afrontar el duelo por esa persona que ya no está con nosotros es un camino lleno de dificultades que cada uno recorre cómo puede. Negar los recuerdos ligados a seres fallecidos trágicamente es la reacción de Ricardo en «Ausencias» y de una madre a la que le cuesta asimilar la defunción de su pequeño en «Los pasos pendientes». Ambos personajes evaden el doliente suceso que explotó en su vida para negarlo llevando una existencia solitaria u obsesionándose con lo que pudo haber sido del amado familiar, respectivamente. La incomprensión que reflejan estos cuentos ante la última frontera de la vida se mezcla con la culpabilidad del superviviente. El no entender la causa de la defunción de alguien cercano lo comparten con los padres que aparecen en «Hormigas» ante la pérdida de su hija. Distintas reacciones ante el final que todos compartimos desvelan una inquietud por parte de Clavero por indagar en cómo nos afecta el fallecimiento de un ser querido.

En sintonía con el enfrentamiento hacia el vacío que deja en el corazón el que abandona este mundo se profundiza en cuentos como «El atasco» o «Cajas» en la actitud de un familiar sobre la enfermedad de otro. En el primer caso el cerebro de un niño deja de acumular experiencias vitales mientras su cuerpo continúa creciendo, lo cual provoca que repita perpetuamente las inquietudes propias de la infancia. El amor y la paciencia ante la inamovilidad de la medicina son las únicas vías que la madre de este joven posee para lidiar con su nueva realidad. Por su parte, en el segundo texto un niño pierde la inocencia al darse cuenta de la frágil salud de su hermano al que tanto quiere. No importa la edad al tener que adaptarse al malestar que padece un familiar, ya que el afecto que sentimos hacia esa persona nos da fuerzas para sobrellevar esa situación tal y como reflejan estos escritos cuyos personajes pueden existir en nuestra cotidianeidad. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Y los ahogados…

Estándar

la-lengua-de-los-ahogados-2La lengua de los ahogados (Menoscuarto, 2016) es la nueva obra de Fernando Clemot (Barcelona, 1970) que consta de diecinueve relatos que están centrados en desmenuzar la figura del ahogado, las diferencias de clases sociales y la evocación de la figura paterna tomando como punto de partida la memoria. Dentro de la arquitectura del libro llama la atención una serie de narraciones breves que se caracterizan por carecer de título, letra mayúscula al inicio ni punto final al terminar cada texto. Estos escritos son fragmentos de una misa historia que están enfocados en desmenuzar el tipo de muerto qué es un ahogado a través del temor de la voz narrativa autoritaria que los describe.

Tras conocer las historias de ahogados que se retratan en este compendio de cuentos se recalca que espacios acuáticos como ríos o mares son campos sembrados de cadáveres que poseen una fisionomía particular que repulsa, un lenguaje propio que se articulan en el aparato fonador de estos individuos y un rumbo errante que emprenden del agua a la orilla, volviendo así a su medio terrestre. A pesar de que el caso más rotundo en el que se deconstruye al ahogado sea en la cadena de textos que en su mayoría empiezan como “y los ahogados”, el relato «Pirun onnekas», el único con una voz narrativa femenina, muestra la inquietud de la protagonista ante la supuesta imagen de una persona hundiéndose entre el oleaje de alta mar que ella cree ver desde lo alto del barco donde navega. Dicha aparición la atormenta como si se tratara de un acosador que no la deja vivir ni siquiera cuando vuelve la vista al océano ya desde tierra. Por ello, en este caso contemplar a este tipo de fallecido es inquietante a la vez que aterrador.

Si bien los ahogados flotan en la obra, en ella también se marcan las diferencias sociales entre ricos y pobres que dan pie a situaciones violentas como sucede en «Thunderball» o en «Todos los nombres». En el primer relato un músico callejero es invitado como artista para tocar en las fiestas desenfrenadas de un grupo de personas adineradas que lo ven como una nota harmónica que apacigua sus vicios para después irritarse ante la repetición de su presencia en los encuentros nocturnos privados en los que el cantante participa. Por su parte, el segundo cuento sintoniza con el binomio civilización vs. barbarie, ya que se descubre la historia de la lucha de una aldea sin nombre, cercana a Chitabamba, que se enfrenta a la invasión de una empresa minera que quiere explotar la zona, lo cual arrancaría la seña de identidad de este poblado ajeno al resto del mundo. Lee el resto de esta entrada

2666: muerte camina conmigo

Estándar

2666Todos los caminos llevan a Santa Teresa (México) donde la muerte camina con el aire del desierto. Durante los años noventa del siglo XX y principios del XXI esta ciudad fronteriza con Estados Unidos vive una oleada de asesinatos de mujeres que nunca termina. Bajo este contexto, se enmarca 2666 (Anagrama, Barcelona, 2004), del narrador y poeta Roberto Bolaño (Santiago de Chile, 1953 – Barcelona, 2003), que se estructura en: ‘La parte de los críticos’, ‘La parte de Amalfitano’, ‘La parte de Fate’, ‘La parte de los crímenes’ y ‘La parte de Archimboldi’. Cada una de estas cinco secciones tiene vida propia como relato independiente, dando la opción de leerlas en orden distinto al que están en el libro. El hilo conductor entre ellas es la ciudad de Santa Teresa que atrae hacia esta población a las orillas de la civilización a los protagonistas de las cinco grandes historias que conforman la obra. No importa si son un grupo de críticos literarios buscando la pista de su autor favorito, un profesor de universidad con una salud mental delicada, un periodista afroamericano que documenta por primera vez un combate de boxeo, el río de cadáveres que fluye en Santa Teresa o un escritor alemán de de fama mundial porque todos acaban siendo seducidos por ese lugar árido y perdido en medio de ninguna parte.

En ‘La parte de los críticos’ Manuel Espinoza, Jean-Claude Pelletier, Piero Morini y Liz Norton son cuatro profesores de literatura alemana procedentes de España, Francia, Italia y Reino Unido que sienten un amor incondicional por el desconocido escritor alemán Benno von Archimboldi. Su fascinación por el autor les llevarán a difundir, primero por separado y luego conjuntamente, la obra de Archimboldi mediante artículos académicos y conferencias alrededor del mundo en las que se conocerán y compartirán impresiones sobre su admiración por los textos del alemán. De este modo, los cuatro rescatan los textos de Archimboldi del olvido para convertirlos en objeto de estudio de los investigadores archimboldianos que irán surgiendo a partir del trabajo de los cuatro críticos.

Su pasión por la obra del escritor alemán enlaza con una obsesión creciente por su paradero, ya que nadie sabe donde vive Archimboldi ni que aspecto tiene. La curiosidad por desvelar este misterio lleva a los cuatro críticos a seguir las escasas pistas que encuentran sobre su autor favorito que acabarán guiándoles a la ciudad mexicana de Santa Teresa que es azotada por una oleada de asesinatos de mujeres. Su guía en esta población en medio del desierto será el archimboldiano Óscar Amalfitano que, al igual que sus colegas de profesión, partió de Europa hacia esa población fronteriza con Estados Unidos en la que la violencia inunda sus calles. Las atrocidades que allí ocurren acaban influyendo en todos los viajeros que pasan por allí o que acaban quedándose. Lee el resto de esta entrada