Archivo de la etiqueta: música

Verde re-verde, rebelde vuelve

Estándar

El verde rebelde vuelve (EMI, 2005), tercer disco de estudio de Los Delinqüentes, supone un punto de inflexión en la carrera de la banda, puesto que es el primer trabajo que no cuenta con Miguel Ángel Benítez como vocalista principal debido a su fallecimiento en julio de 2002. La pérdida del poeta garrapatero, sin embargo, no llena las letras del álbum de tristeza. En su lugar, sus compañeros, la banda del ratón y los cantantes que colaboran en este cedé rinden un afectivo homenaje a Er Migue con la presentación de catorce canciones llenas de personajes peculiares, mensajes optimistas ante las adversidades y la alegría que desprende el grupo jerezano habitualmente en sus temas. Asimismo, en el libreto que acompaña al disco, Diego Pozo y Marcos del Ojo, El Canijo de Jerez, escriben un par de poemas en honor a su compadre que da título al álbum con uno de los apodos con los que sus allegados le recuerdan.

«El show de los rateros garrapateros»

Esta canción es la carta de presentación de este trabajo donde el grupo anuncia que ha llegado para iniciar el show de los rateros garrapateros en referencia al sonido garrapatero que profesan Los Delinqüentes junto a la banda del Ratón. A su vez, indican que son originarios de Jerez de la Frontera y se definen su música como un “ritmo venenoso”. En cuanto a la parte instrumental, destaca la guitarra de Diego Pozo, la batería de Api y los coros de Faé, Teto, José Amosa, Miguel Olmedo y David de la Chica que enfatizan la letra del tema.

«La primavera trompetera»

Esta pista de audio, segundo single del cedé, anuncia la llegada de la primavera que bajo su manto trae regalos para todo el mundo así como alegría. Uno de los presentes es un ventilador que purifica el aire contaminado del invierno y las tristezas. Ante el florecimiento de la primavera, los abrigos vuelven a los armarios, la naturaleza despierta y las mujeres miran con coquetería al sujeto poético que invita al oyente a unirse a su grupo. En esta época de nacimiento se indica cómo los neumáticos de los coches se transforman en calabazas, cómo se reparten pinceles entre las personas que ya no trabajan al regresar este buen tiempo que tanto se celebra en esta pieza musical. Respecto al acompañamiento musical, destaca la guitarra de Diego Pozo, los jaleos de Faé, Morilla y José Amosa, y las palmas de Teto recalcan el aroma festivo que respira esta composición.

«Después»

Esta melodía, primer sencillo de este trabajo, transmite un mensaje optimista ya que incide en tener el valor de salir adelante después de un período de tristeza. Para recuperar los ánimos perdidos, el sujeto poético recomienda estar rodeado de amor que le ayudará a salir del pozo negro en el que se halla ventilando así los aires malos que habitan en él. En cuanto a la parte instrumental, la guitarra flamenca de Diego Pozo, la guitarra eléctrica de Jorge Gómez, las palmas de Teto, la batería de Api otorgan un ritmo contundente en los estribillos y calma en las estrofas que enriquece el significado de la sintonía. A su vez, la colaboración de Bebe supone la primera participación de la voz de una cantante junto a la formación jerezana. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Música para correr

Estándar

Escuchar música para correr nos da compañía, motivación y ayuda a centrarnos en el objetivo que queremos acometer durante la práctica de este ejercicio físico de forma distinta a la música para estudiar. Recorrer quilómetros con la suela de zapatillas deportivas no es solo una moda que está en boga hoy en día sino que es un aliado para mantener una buena salud y forma física siempre que se mantenga un ritmo constante sin dañar el cuerpo. La elección de una lista de canciones que nos sirvan de escuderos en este cometido es crucial para centrarse en la tarea de avanzar hacia adelante paso a paso sin distracciones externas. La elaboración del repertorio dependerá de los gustos musicales del usuario y del efecto de la parte instrumental de una melodía así como de la letra, ya que no es lo mismo escuchar un tema cañero con mensaje motivacional que una balada de carácter amoroso. También influye el lugar  en el que se ejecute esta actividad siendo distinto si nos hallamos en un gimnasio, donde no siempre nos dejarán escuchar música por los auriculares, que al aire libre.

Para disfrutar de una mayor capacidad de movimiento en la elección de las piezas musicales a la vez que podamos correr de una forma más sana es recomendable elegir un espacio natural en el que haya caminos aptos para nuestro cometido. En este caso son válidas tanto las zonas de montaña como las de playa. Una vez elegido el lugar, cabe preguntarse qué tipo auriculares usaremos. Por ejemplo, los de tamaño grande protegen el oído de sonidos estridentes pero son molestos a grandes temperaturas mientras que los que poseen unas dimensiones medianas y pequeñas no sobrecalientan la oreja a pesar de que, a priori, es más probable que el interior de la oreja se nos dañe con un alto volumen de las canciones o un mal uso de ellos. Sea cual sea la opción seleccionada, se debe de utilizar con responsabilidad sin causar molestias.

El género por excelencia para animarnos durante el ejercicio de correr, darnos ese añadido motivacional que nos empuja a dar lo mejor de nosotros mismos en cada tramo del recorrido y que, pasen los años que pasen, no decae es el rock & roll. La fuerza que transmiten las notas musicales que salen de guitarras eléctricas, baterías, bajos y platillos no se da en otra modalidad musical. En mi opinión, existen tres temas que toda persona que quiera practicar footing escuchando rock podría incorporar a su lista de reproducción. Se trata de «Fight the good fight» de Triumph, «Eye of the tiger» de Survivor y «Pushing to the limit» de Paul Engemann. Estos tres hits de la década de los ochenta pueden ser la fuente de energía en la que apoyarnos para centrarnos en la ruta que elijamos, nos motivemos en lograr como objetivo correr los quilómetros que nuestros músculos pueden alcanzar y nos anime a mantener el ritmo. En estos tres casos el acompañamiento instrumental puramente rock y versos como “Fight the good fight every moment”, “Hanging tough, staying hungry” o “Nothing gonna stop you, there’s nothing that strong” de las tres canciones mencionadas anteriormente, respectivamente, refuerzan el espíritu luchador que arde en el corazón del corredor o corredora a la hora de salir a practicar running.

Lee el resto de esta entrada

Orgullo cornellanense

Estándar

Allenrok (Sony BMG, 26 – 02 – 2008), quinto disco de Estopa, refleja el orgullo cornellanense de los hermanos Muñoz por su ciudad natal, Cornellá de Llobregat, con la elección del nombre invertido de esta para su nuevo trabajo que, a su vez, ofrece la lectura de una castellanización del inglés All in rock, lo cual se vertebra con la omnipresencia del rock & roll en el álbum junto a la rumba, la balada o sonidos experimentales que marcan una degradación musical desde la primera canción hasta la última, logrando así ir de la rumba más estopera a géneros más alejados de lo que ellos suelen tocar. Por otro lado, cabe destacar que este es el primer cedé en el que el dúo cornellanense se embarca como productores musicales del mismo, siendo este hecho un acto de madurez por su parte como artistas. Asimismo, como suele suceder con cada uno de sus discos, el trabajo posee una serie de innovaciones que solo se pueden disfrutar teniéndolo físicamente. La más llamativa es la opción de entrar en el espacio web del sistema Opendisc, el cual permite al usuario descargarse de forma legal y gratuita la maqueta del álbum a la vez que puede disfrutar de vídeos exclusivos de los autores que se visualizaron en su momento primero gracias a la clave que cada cedé llevaba en él. Si bien esta novedad, única en la discografía del dúo de Cornellá, es llamativa, el diseño de la portada y la contraportada configuran un mapa de un Cornellá inverso transformado en una suerte de parque de atracciones con los lugares emblemáticos para David y José Muñoz. Cada rincón de esta extrapolación de Cornellá está señalado en el mapa con doce puntos que corresponden a cada tema, lo cual enriquece aún más el viaje musical que nos transporta a esta ciudad estopera llamada Allenrok.

«Cuando amanece»

Esta pista de audio, primer single del disco, es una declaración de amor del sujeto poético hacia su amada que se siente feliz de que lo primero que vea al despertar sea su rostro, lo cual le lleva a alegrarse por amarla apasionadamente hasta el punto de que el tiempo se detiene al fijarse en su mirada y nada en el mundo importa salvo ella. En cuanto a la parte instrumental, destaca la batería de Angie Bao, la guitarra eléctrica de Ludovico Vagnone y la guitarra española de Juan Maya que enfatizan con un ritmo contundente en el que se mezcla rumba y rock & roll el mensaje de la pieza musical. Esta intención va in crescendo a lo largo de la composición, logrando que hacia el final de la misma se escuche un solo del bajo de Antonio Ramos “Maca” que finaliza con los coros de Chonchi Heredia que acompañan a la voz de David Muñoz en el estribillo del final de la melodía, lo cual recuerda a los coros que hizo la cantante en Estopa.

«Cuerpo triste»

Esta sintonía, segundo single del trabajo, narra las peripecias de un adicto a las drogas, mentiroso compulsivo al que todo el barrio conoce como una causa perdida que, en homenaje a una expresión que la abuela del dúo catalán les decía, se denomina en el sencillo como Cuerpo triste porque de esta manera se cristaliza la actitud de este personaje que, a pesar de que su vicio lo tiene consumido, sigue enganchado a él. En un intento por ayudarle, el sujeto poético invita al bala perdida a su casa para que tenga donde cobijarse y así, quizás, desintoxicarse. Respecto al acompañamiento musical, destaca la batería de Angie Bao, el bajo de Antonio Ramos “Maca”, la percusión de Luis Dulzaides que sirven como base musical para esta canción. A estos sonidos se le suma la guitarra eléctrica de Ludovico Vagnone, los teclados de Nacho Lesco y la guitarra española de Juan Maya, que refuerza el estribillo, que otorgan al tema un sonido a caballo entre la rumba catalana y el rock que le dan un toque alegre al final de la pista de audio. Lee el resto de esta entrada

Soniquete garrapatero

Estándar

El soniquete garrapatero de Los Delinqüentes que empezó en su primer disco El sentimiento garrapatero que nos traen las flores, cuya reseña podéis ver en Sentimiento garrapatero, continúa en Arquitectura del aire en la calle (Virgin Records, 2003). El segundo trabajo de la formación jerezana está compuesto por doce canciones que tocan sonidos tan dispersos como baladas, rock y el estilo garrapatero propio de ellos. A su vez, el álbum brilla en letras llenas de alegría, reivindicación, amor y desamor e historias cotidianas de este grupo garrapatero que transmiten en forma de canción. Por ello, este cedé, último publicado en vida de Miguel Ángel Benítez, consolida a Los Delinqüentes como banda.

«Los Delinqüentes y la banda del Ratón»

Esta pieza musical presenta a los músicos que componen esta formación musical. Es decir, Los Delinqüentes y la banda del Ratón que, juntos, forman un grupo de soniquete garrapatero que bebe del rock & roll, come aceitunas de Jaén y reparte alegría con su estilo único e inconfundible. A su vez, en la letra se anima a que los oyentes compren el disco, los visiten en Jerez de la Frontera y, de ese modo, dé comienzo el cedé que acaba de empezar. Por ello, este tema funciona como introducción al sonido garrapatero para invitar al oyente a seguir escuchando las siguientes canciones de esta banda tan singular, alegre y unida. En cuanto a la parte instrumental, esta se inicia con el final del álbum anterior seguida de un pequeño discurso realizado por Manuel Morilla para presentar a Los Delinqüentes y la banda del Ratón. Tras esto, suenan los pitos de Diego Pozo, la trompeta de David Guillén y el trombón de Moisés Fernández que preceden a la voz de Migue Benítez, dándole un arranque musical que recuerda al ritmo de la farándula. Acompañando a la voz de Benítez, destacan la guitarra flamenca de Diego Pozo, la caja de Rafel García ‘Teto’ y los coros de Marcos del Ojo en el estribillo que, unidos, enfatizan el sentido festivo que emana de la letra.

«La niña de la palmera»

Esta pista de audio, primer single, trata sobre cómo el sujeto poético tiene relaciones sexuales con su amada bajo una palmera en la playa de noche a la luz de la luna llena. A su vez, la palmera de la composición musical es una metáfora de la amada. Respecto al arreglo musical, a la voz de Migue Benítez le acompañan los coros de Marcos del Ojo, la guitarra flamenca de Diego Pozo, las palmas de Manuel Morilla, el órgano hammond de Manuel Larregla, el cajón de Rafel García ‘Teto’ que le dan un toque de rumba a esta melodía amorosa. Lee el resto de esta entrada

Lo que pudo haber sido de Asuntos internos

Estándar

Asuntos internos (Sony, 2002) fue el único disco del cantautor valenciano Juan Benito que retomó su carrera musical en 2015 con el single «Germenofobia». Su álbum debut se caracteriza en que sus temas cuentan historias de desamor ambientadas, en su mayoría, en espacios nocturnos como bares o discotecas. A su vez, el sonido pop-rock que impregna las doce canciones que componen Asuntos internos enriquecen las letras compuestas por el músico valenciano. Pese a ello, durante trece años hubo un silencio en torno al artista, ya que no salió a la luz pública ningún tema cedé o concierto con el que disfrutar, haciendo que todo el que prueba las canciones de Juan Benito se pregunte qué pudo haber sido de él o si el fenómeno Operación Triunfo provocó que cantautores como él se convirtieran en un murmullo dentro del panorama musical español.

«La reina del bulevar»

Esta melodía, primer single del disco, trata sobre el deseo desenfrenado que siente el sujeto poético hacia la camarera de un bar, que gana dinero extra exhibiendo su cuerpo desnudo, a la que él apoda como la reina del bulevar debido a lo hipnotizado que está por sus encantos. Este enamoramiento provoca que él quiera arreglarle los papeles para obtener la nacionalidad y un trabajo más respetable. Por su parte, ella se muestra reticente alegando que en lugar de lanzarle promesas cante para que su manager no sospeche nada. En cuanto a la parte instrumental, la pista de audio empieza con la batería de Salva Ortiz, la guitarra eléctrica de Paco Garnelo y los teclados de Jordi Muñoz que le dan un sonido pop-rock a la pieza musical. Tras esto, predomina la trompeta de David Pastor en el estribillo que aporta un toque de blues que fortalece la letra de la sintonía.

«7 noches»

Esta composición musical relata las andanzas de un mujeriego que rompe su rutina cuando pasa una semana frenética disfrutando de cada noche con una mujer que le da su propia medicina acompañada de caladas de porros. Respecto al acompañamiento musical, destacan la guitarra eléctrica de Paco Garnelo, la percusión de Vicente Peiró y la batería de Salva Ortiz que le dan a la canción un toque puramente roquero que mantiene el mismo ritmo templado durante toda la melodía. Lee el resto de esta entrada

Fiñito de Cornellá

Estándar

estopa-voces_de_ultrarumba-frontalFiñito de Cornellá es un personaje ficticio, creado por David Salvador (Jandi), que representa una suerte de maestro musical de Estopa en la portada y libreto del disco Voces de Ultrarumba (Sony BMG, 22 –11 – 2005). Este es el cuatro trabajo de estudio del dúo cornellanense en el que los hermanos Muñoz presentan doce canciones, diez inéditas y dos procedentes de La Maqueta, en las que se encuentran baladas, rumbas y rock con una estética fantasmagórica. Este cedé salió a la venta en dos ediciones. La primera contenía el álbum mientras que la segunda venía acompañada de un DVD que incluye una entrevista con Andreu Buenafuente, un vídeo donde los autores parodian el programa televisivo Bricomanía al explicar los pasos sobre cómo hacer un disco. En último lugar, se visualiza un vídeo del tema «Vacaciones» en acústico.

«Malabares»

Esta pista de audio, tercer single del trabajo, trata sobre cómo el sujeto poético se levanta por la mañana con mucha energía. Durante el día se da cuenta de que su vida está estancada y, probablemente, beba para no pensar en ello, lo cual hace que por la tarde duerma la mona, siendo imposible que se levante de la cama o el sofá donde está tumbado para recibir visitas. Por otro lado, él comenta que el bar de enfrente está lleno de malas personas que se pierden en el alcohol con el objetivo de armar barullo. En cuanto a la parte instrumental, la pieza musical empieza con un “Esto es Estopa” que proclama David para seguir con un compás rockero que suena durante toda la composición, formado por la batería de Anye Bao y la guitarra eléctrica de Antonio García de Diego que disminuye cuando David Muñoz empieza a cantar. En este momento también empieza a sonar de fondo el bajo de Paco Bastante que cesa en el estribillo, ya que en él cobra protagonismo la trompeta de Matthew L. Simon. Esta alternancia de instrumentos se repite durante toda la melodía con crescendos y descrescendos que acentúan o suavizan la intensidad de la letra.

«Que suerte la mía»

Esta sintonía trata sobre el anhelo del sujeto lírico por ver a su amada a la que ve cuando ella quiere. Encontrarla, dada la dificultad de esta tarea, supone un golpe de suerte para él equiparable a que le toque la lotería a la vez que estar con ella se asemeja a lo que cuenta el hit «Hotel California» de The Eagles. Respecto al arreglo musical, la canción empieza con las palmas y los coros que hace David Muñoz a los que les sigue la guitarra flamenca de Juan Maya y el cajón de José Muñoz. Tras esto, irrumpe la guitarra eléctrica de José Antonio Romero y en el estribillo aparece el piano de Antonio García de Diego que le da un toque salsero a esta rumba. Un redoble del cajón de Anye Bao intensifica este sonido tropical en el tema que se rebaja hasta el final de la misma para estar así anivelado con los instrumentos de cuerda. Lee el resto de esta entrada

Sentimiento garrapatero

Estándar

El_Sentimiento_Garrapatero_Que_Nos_Trae_Las_FloresEl sentimiento garrapatero que nos traen las flores (Virgin Records, 14 de mayo de 2001), disco debut de Los Delinqüentes (1998 – 2012), está compuesto por quince canciones llenas de alegría en las que se combinan varios estilos musicales como el flamenco o el rock que dan como resultado el sonido garrapatero que es la seña de identidad del grupo jerezano. Esta formación estaba integrada por Miguel Ángel Benítez (1983 – 2004), Marcos del Ojo y Diego Pozo, que son conocidos por los apodos de Er Migue, El Canijo y El Ratón, y por la banda de El Ratón. Él y sus músicos se unieron a Er Migue a El Canijo después de que ellos iniciaran sus andanzas haciendo conciertos por la geografía española, especialmente en Jerez de la Frontera de donde proceden. El nombre del conjunto musical está inspirado en el tema «Los delincuentes» de Kiko Veneno, uno de sus grandes referentes musicales.

«Esos bichos que nacen de los claveles»

Esta pista de audio es la carta de presentación del grupo jerezano donde explican que son los bichos que nacen de los claveles. Ellos, los garrapateros, se definen como buena gente a la que a pesar de gastarse dinero en fiestas por Jerez de la Frontera siempre guardan una sonrisa en el bolsillo porque así es como son: alegres. Este mensaje se transmite como si el sujeto poético estuviera dialogando con quien quiera escucharlo como puede verse en los dos primeros versos: “Tu quieres que te cuente un cuento, /pues yo te lo cuento” o en el estribillo “escucha canijo, escucha primo, /escucha lo que te digo” donde se sigue contando el relato oral de esos bichos que nacen de los claveles. En cuanto a la parte instrumental, esta pieza musical está cantada por Migue Benítez que toca la guitarra y lo acompañan la batería de Álvaro Lozano, el órgano hammond de José Amosa “Dr. Amoxa” y los coros de José Crespo. Sin embargo, el sonido que caracteriza a esta melodía es la guitarra y el vocalista.

«A la luz del lorenzo»

Esta composición musical, segundo single del álbum, trata sobre el rechazo a la gente que invita a todo a la vez que se narra cómo al sujeto poético le regala Papá Noel una planta de hierbabuena que sirve para casi todo. Por su parte, el estribillo incide en cómo una mujer solo ama al sujeto poético en primavera cuando los naranjos están en flor mientras que el resto del año no se acuerda de él. El título hace referencia a lo que ocurre de día, ya que Lorenzo es una forma popular de llamar al sol. Respecto al acompañamiento musical, destaca el canto del gallo que inicia la sintonía al que le sigue la voz de Migue Benítez, la guitarra de Diego Pozo, las palmas de Rafael Ramos, los coros de Marcos del Ojo y Juan José Calvo así como un solo de mirlitón de El Canijo que le da un toque carnavalesco a la composición, recalcando su ambiente alegre. Lee el resto de esta entrada