Archivo de la etiqueta: rock

Música para correr

Estándar

Escuchar música para correr nos da compañía, motivación y ayuda a centrarnos en el objetivo que queremos acometer durante la práctica de este ejercicio físico de forma distinta a la música para estudiar. Recorrer quilómetros con la suela de zapatillas deportivas no es solo una moda que está en boga hoy en día sino que es un aliado para mantener una buena salud y forma física siempre que se mantenga un ritmo constante sin dañar el cuerpo. La elección de una lista de canciones que nos sirvan de escuderos en este cometido es crucial para centrarse en la tarea de avanzar hacia adelante paso a paso sin distracciones externas. La elaboración del repertorio dependerá de los gustos musicales del usuario y del efecto de la parte instrumental de una melodía así como de la letra, ya que no es lo mismo escuchar un tema cañero con mensaje motivacional que una balada de carácter amoroso. También influye el lugar  en el que se ejecute esta actividad siendo distinto si nos hallamos en un gimnasio, donde no siempre nos dejarán escuchar música por los auriculares, que al aire libre.

Para disfrutar de una mayor capacidad de movimiento en la elección de las piezas musicales a la vez que podamos correr de una forma más sana es recomendable elegir un espacio natural en el que haya caminos aptos para nuestro cometido. En este caso son válidas tanto las zonas de montaña como las de playa. Una vez elegido el lugar, cabe preguntarse qué tipo auriculares usaremos. Por ejemplo, los de tamaño grande protegen el oído de sonidos estridentes pero son molestos a grandes temperaturas mientras que los que poseen unas dimensiones medianas y pequeñas no sobrecalientan la oreja a pesar de que, a priori, es más probable que el interior de la oreja se nos dañe con un alto volumen de las canciones o un mal uso de ellos. Sea cual sea la opción seleccionada, se debe de utilizar con responsabilidad sin causar molestias.

El género por excelencia para animarnos durante el ejercicio de correr, darnos ese añadido motivacional que nos empuja a dar lo mejor de nosotros mismos en cada tramo del recorrido y que, pasen los años que pasen, no decae es el rock & roll. La fuerza que transmiten las notas musicales que salen de guitarras eléctricas, baterías, bajos y platillos no se da en otra modalidad musical. En mi opinión, existen tres temas que toda persona que quiera practicar footing escuchando rock podría incorporar a su lista de reproducción. Se trata de «Fight the good fight» de Triumph, «Eye of the tiger» de Survivor y «Pushing to the limit» de Paul Engemann. Estos tres hits de la década de los ochenta pueden ser la fuente de energía en la que apoyarnos para centrarnos en la ruta que elijamos, nos motivemos en lograr como objetivo correr los quilómetros que nuestros músculos pueden alcanzar y nos anime a mantener el ritmo. En estos tres casos el acompañamiento instrumental puramente rock y versos como “Fight the good fight every moment”, “Hanging tough, staying hungry” o “Nothing gonna stop you, there’s nothing that strong” de las tres canciones mencionadas anteriormente, respectivamente, refuerzan el espíritu luchador que arde en el corazón del corredor o corredora a la hora de salir a practicar running.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Orgullo cornellanense

Estándar

Allenrok (Sony BMG, 26 – 02 – 2008), quinto disco de Estopa, refleja el orgullo cornellanense de los hermanos Muñoz por su ciudad natal, Cornellá de Llobregat, con la elección del nombre invertido de esta para su nuevo trabajo que, a su vez, ofrece la lectura de una castellanización del inglés All in rock, lo cual se vertebra con la omnipresencia del rock & roll en el álbum junto a la rumba, la balada o sonidos experimentales que marcan una degradación musical desde la primera canción hasta la última, logrando así ir de la rumba más estopera a géneros más alejados de lo que ellos suelen tocar. Por otro lado, cabe destacar que este es el primer cedé en el que el dúo cornellanense se embarca como productores musicales del mismo, siendo este hecho un acto de madurez por su parte como artistas. Asimismo, como suele suceder con cada uno de sus discos, el trabajo posee una serie de innovaciones que solo se pueden disfrutar teniéndolo físicamente. La más llamativa es la opción de entrar en el espacio web del sistema Opendisc, el cual permite al usuario descargarse de forma legal y gratuita la maqueta del álbum a la vez que puede disfrutar de vídeos exclusivos de los autores que se visualizaron en su momento primero gracias a la clave que cada cedé llevaba en él. Si bien esta novedad, única en la discografía del dúo de Cornellá, es llamativa, el diseño de la portada y la contraportada configuran un mapa de un Cornellá inverso transformado en una suerte de parque de atracciones con los lugares emblemáticos para David y José Muñoz. Cada rincón de esta extrapolación de Cornellá está señalado en el mapa con doce puntos que corresponden a cada tema, lo cual enriquece aún más el viaje musical que nos transporta a esta ciudad estopera llamada Allenrok.

«Cuando amanece»

Esta pista de audio, primer single del disco, es una declaración de amor del sujeto poético hacia su amada que se siente feliz de que lo primero que vea al despertar sea su rostro, lo cual le lleva a alegrarse por amarla apasionadamente hasta el punto de que el tiempo se detiene al fijarse en su mirada y nada en el mundo importa salvo ella. En cuanto a la parte instrumental, destaca la batería de Angie Bao, la guitarra eléctrica de Ludovico Vagnone y la guitarra española de Juan Maya que enfatizan con un ritmo contundente en el que se mezcla rumba y rock & roll el mensaje de la pieza musical. Esta intención va in crescendo a lo largo de la composición, logrando que hacia el final de la misma se escuche un solo del bajo de Antonio Ramos “Maca” que finaliza con los coros de Chonchi Heredia que acompañan a la voz de David Muñoz en el estribillo del final de la melodía, lo cual recuerda a los coros que hizo la cantante en Estopa.

«Cuerpo triste»

Esta sintonía, segundo single del trabajo, narra las peripecias de un adicto a las drogas, mentiroso compulsivo al que todo el barrio conoce como una causa perdida que, en homenaje a una expresión que la abuela del dúo catalán les decía, se denomina en el sencillo como Cuerpo triste porque de esta manera se cristaliza la actitud de este personaje que, a pesar de que su vicio lo tiene consumido, sigue enganchado a él. En un intento por ayudarle, el sujeto poético invita al bala perdida a su casa para que tenga donde cobijarse y así, quizás, desintoxicarse. Respecto al acompañamiento musical, destaca la batería de Angie Bao, el bajo de Antonio Ramos “Maca”, la percusión de Luis Dulzaides que sirven como base musical para esta canción. A estos sonidos se le suma la guitarra eléctrica de Ludovico Vagnone, los teclados de Nacho Lesco y la guitarra española de Juan Maya, que refuerza el estribillo, que otorgan al tema un sonido a caballo entre la rumba catalana y el rock que le dan un toque alegre al final de la pista de audio. Lee el resto de esta entrada

Fiñito de Cornellá

Estándar

estopa-voces_de_ultrarumba-frontalFiñito de Cornellá es un personaje ficticio, creado por David Salvador (Jandi), que representa una suerte de maestro musical de Estopa en la portada y libreto del disco Voces de Ultrarumba (Sony BMG, 22 –11 – 2005). Este es el cuatro trabajo de estudio del dúo cornellanense en el que los hermanos Muñoz presentan doce canciones, diez inéditas y dos procedentes de La Maqueta, en las que se encuentran baladas, rumbas y rock con una estética fantasmagórica. Este cedé salió a la venta en dos ediciones. La primera contenía el álbum mientras que la segunda venía acompañada de un DVD que incluye una entrevista con Andreu Buenafuente, un vídeo donde los autores parodian el programa televisivo Bricomanía al explicar los pasos sobre cómo hacer un disco. En último lugar, se visualiza un vídeo del tema «Vacaciones» en acústico.

«Malabares»

Esta pista de audio, tercer single del trabajo, trata sobre cómo el sujeto poético se levanta por la mañana con mucha energía. Durante el día se da cuenta de que su vida está estancada y, probablemente, beba para no pensar en ello, lo cual hace que por la tarde duerma la mona, siendo imposible que se levante de la cama o el sofá donde está tumbado para recibir visitas. Por otro lado, él comenta que el bar de enfrente está lleno de malas personas que se pierden en el alcohol con el objetivo de armar barullo. En cuanto a la parte instrumental, la pieza musical empieza con un “Esto es Estopa” que proclama David para seguir con un compás rockero que suena durante toda la composición, formado por la batería de Anye Bao y la guitarra eléctrica de Antonio García de Diego que disminuye cuando David Muñoz empieza a cantar. En este momento también empieza a sonar de fondo el bajo de Paco Bastante que cesa en el estribillo, ya que en él cobra protagonismo la trompeta de Matthew L. Simon. Esta alternancia de instrumentos se repite durante toda la melodía con crescendos y descrescendos que acentúan o suavizan la intensidad de la letra.

«Que suerte la mía»

Esta sintonía trata sobre el anhelo del sujeto lírico por ver a su amada a la que ve cuando ella quiere. Encontrarla, dada la dificultad de esta tarea, supone un golpe de suerte para él equiparable a que le toque la lotería a la vez que estar con ella se asemeja a lo que cuenta el hit «Hotel California» de The Eagles. Respecto al arreglo musical, la canción empieza con las palmas y los coros que hace David Muñoz a los que les sigue la guitarra flamenca de Juan Maya y el cajón de José Muñoz. Tras esto, irrumpe la guitarra eléctrica de José Antonio Romero y en el estribillo aparece el piano de Antonio García de Diego que le da un toque salsero a esta rumba. Un redoble del cajón de Anye Bao intensifica este sonido tropical en el tema que se rebaja hasta el final de la misma para estar así anivelado con los instrumentos de cuerda. Lee el resto de esta entrada

¿De quién es la calle?

Estándar

Estopa-La_Calle_Es_Tuya-FrontalEl 3 de marzo de 2004 salió el tercer trabajo de estudio de Estopa que se titula ¿La calle es tuya? y que contenía once melodías nuevas y una de La Maqueta. La obra se publicó en tres ediciones: cedé en estuche de plástico, CD en funda de cartón con libreto y CD + DVD + bandolera. Esta última edición, de tirada limitada, incluía en el álbum la bonus track «La del Lute» que también forma parte de La Maqueta. Por su parte, el deuvedé contenía el videoclip «Fuente de energía», su making-of y el acústico de la presentación de esta obra musical en la que los hermanos Muñoz interpretaron «Apagón», «Tragicomedia» y «Cuando cae la luna». El título del disco surgió durante el rodaje del videoclip de «Fuente de energía» cuando Jordi, un niño que estaba jugando en la calle durante la grabación del video, les pregunta molesto a los hermanos de Cornellá: ¿La calle es tuya? Esta anécdota fue contada por David y José a varios medios de comunicación, puesto que la pregunta del niño les hizo reflexionar sobre el nombre de su nuevo trabajo y, tras meditar una respuesta, concluyeron que la calle es de todos.

«Fin de semana»

En esta canción, que abre el álbum, el sujeto poético echa de menos a la amada porque esta le ha rechazado, provocando que él habite el bar a todas horas emborrachándose y pensando en que ella le llamará o que la vuelva a ver de madrugada en un fin de semana, ya que aún tiene esperanzas de que lo suyo no haya terminado. En cuanto a la parte instrumental, predominan la batería de Anye Bao y el bajo de Paco Bastante que le dan un toque roquero al tema a la vez que refuerza el sentimiento del sujeto poético por regresar con su chica. Por otro lado, la percusión interpretada por Luis Dulzaides es un sonido de fondo que se suma a los instrumentos principales que enmudecen ante el solo de la guitarra eléctrica interpretada por Antonio García de Diego que concluye la pista de audio.

«Apagón»

Esta pieza musical trata sobre el amor romántico que siente el sujeto poético por su amada que siente que cuando la ve “parece que se apaguen/ todas las estrellas,/ un apagón”, cuando la mira a los ojos el resto del mundo deja de existir porque su belleza es la más grande “del mundo y parte del extranjero”. Por ello, ella para él es lo primero, ya que sin sus besos no puede dormir. Pasear con ella es un billete para el paraíso porque todo su ser enloquece al corazón del sujeto poético que, con esta composición, declara lo profundamente enamorado que está de ella. Respecto al acompañamiento musical, destacan las palmas y la guitarra flamenca de Juan Maya que dotan a la melodía de un toque rumbero que se funde con el sonido rockero que aporta la batería de Anye Bao y la guitarra eléctrica de José Antonio Romero. Al final se oye cómo el humorista Florentino Fernández espeta “se han fundido los plomos”, lo cual resulta gracioso dado el título de la composición musical. Lee el resto de esta entrada

Larga vida al cerdo negro

Estándar

Estopa-Destrangis-FrontalSegundas partes sí fueron buenas como demuestra Destrangis (BMG, 2001) y su reedición Más Destrangis (BMG, 2002) de Estopa. Tras su primer disco, el éxito de los hermanos Muñoz como artistas revelación se consolida con su nuevo CD que contiene trece canciones en su primera edición y dieciséis en la segunda habiendo cinco temas procedentes de La Maqueta y once nuevos. Respecto a su predecesor, este nuevo trabajo de David y José Muñoz sigue apostando por la rumba como base musical a la vez que esta se mezcla con otros géneros musicales como el rock, el rap o la balada siendo el primero de estos el que más predomina junto a la rumba. El título del álbum hace referencia a la tercera pista de audio del cedé «Destrangis in the night». Sin embargo, lo más simbólico del disco es que supone la primera aparición del cerdo negro, diseñado por David Salvador “El Jandi”, que con el tiempo se consolidará como icono del grupo. Su concepción, según el dúo cornellanense, surgió debido a las quejas que ocasionó una camiseta del toro de Osborne que David llevaba durante algunos conciertos y que se acabó asociando a ellos. Por ello, decidieron crear un icono que los representase a la vez que les recordarse a Extremadura de donde son sus padres y a donde ellos suelen ir de vacaciones con la familia.

«Vino Tinto»

La pieza musical que abre el CD fue el segundo single. Esta composición trata sobre la sobreexcitación que siente el sujeto poético ante la primera cita que tiene con la mujer que desea. Este estado sensorial gira en torno a la figura del vino tinto con el que se siente identificado el sujeto poético porque mejora con los años y tiene que ser catado con suavidad siendo esto último un eufemismo a que desea que las futuras relaciones sexuales que tengan se hagan despacio y disfrutando de cada momento de placer. Por otro lado, se dan varios dualismos propios del cortejo amoroso que representan a los dos amados como “tú eres el pez que muerde mi cola”, “yo soy un pájaro y tú la rama” o “tú eres mi puzle y yo soy un pieza”. En las dos últimas, “pájaro” y “pieza” no sólo sirven para complementar a él y a ella sino también definen al sujeto poético como un pillo debido al doble sentido que poseen estas palabras. En cuanto a la parte instrumental, destaca la batería de Sergio Castillo, las guitarras eléctricas de Goar Iñurreta, Ludovico Vagnone y José Antonio Romero que enfatizan la pasión desenfrenada que relata la melodía a la vez que se obtiene un ritmo cañero en el que comulgan rumba y rock.

«Luna lunera»

Esta es la primera balada de este trabajo procedente de La Maqueta, y está dedicada a la luna siendo esta un lugar común en el repertorio del grupo. A pesar de que esta sintonía trate de nuevo sobre el amor como la anterior, lo hace desde el tedio que siente el sujeto poético ante la actitud estúpida que probablemente llevó a finalizar la relación con ella. Tras la ruptura, el sujeto poético empieza a pasar página recordando el pelo negro de su amada que ya no le fascina como antes ni se inspira en ella para escribir. La imagen de la amada está representada por la luna llena que va y viene del cielo y que se oculta entre nubes negras para que el sujeto poético se olvide de ella al no poder apreciar su belleza. Respecto al acompañamiento musical, predominan instrumentos de cuerda como las guitarras españolas de Juan Maya y José Muñoz así como la guitarra eléctrica de José Antonio Romero y el bajo de Paco Bastante que enfatizan el lamento de esta balada rumbera. Lee el resto de esta entrada