Smallville: la predecesora del Arrowverso

Estándar

Smallville (The WB – The CW, 2001 – 2011) fue una serie de televisión que narró las mocedades de Superman, adaptando al superhéroe kryptoniano y a otros personajes de DC Comics dentro de una cadena televisiva que suele apostar por ficciones de adolescentes con tintes de ciencia ficción, misterio o sin ellos. Como parte de este contenido, se apostó por realizar un proyecto televisivo basado en el Hombre de Acero. En su década de existencia asentó una base de espectadores que ya sea por edad, afinidad a los cómics de superhéroes o casualidad podría disfrutar de otras historias similares. Esta serie no inició, ni de lejos, las apariciones en la pequeña pantalla de versiones de superhéroes de tebeos. Sin embargo, supuso la semilla para la aparición de otras ficciones televisivas posteriores que forman parte del denominado Arrowverso. Este universo narrativo que traslada de las viñetas a los relatos seriales no se habría arraigado sin Smallville.

Smallville no es una serie de superhéroes. Hasta la sexta temporada no aparecen personajes que aspiren a ello o lleven el traje que en los cómics se asocia con ellos. Las cuatro primeras entregas de la juventud de Clark Kent se desarrollan en el pueblo que da título a la serie con recurso narrativos propios de series de adolescentes como los dimes y diretes del instituto además del elemento de individuos con superpoderes debido, en la mayoría de los casos, a la lluvia de meteoritos que ocultó el aterrizaje de un pequeño Kal-El. Las personas afectadas por la radiación de la kriptonita verde muestran habilidades contra las que combate Clark en lo que en series de ciencia ficción se denomina el recurso del monstruo de la semana. Esta dinámica de una amenaza episódica se mantiene hasta el final de la ficción televisiva. Al graduarse, el futuro Superman va madurando, trabajando en el periódico Daily Planet, descubriendo sus poderes y detalles sobre su planeta natal. Entre tanto, deambulan por la mayoría de capítulos versiones libres de personajes de DC Cómics. El que se convertirá en la chispa de la ficción televisiva que se hará después en The CW, Arrow, será Green Arrow.

El arquero esmeralda se incorpora al elenco fijo de Smallville en la sexta temporada mostrándonos al multimillonario playboy Oliver Queen vestirse de Robin Hood moderno para limpiar las calles de Metrópolis, donde se ha mudado. El traje de Superman, en cambio, no lo llevará el actor de que da vida a este personaje, Tom Welling, porque una de las ideas fijas de la serie fue esta ni tampoco se usará el archiconocido alter ego de Clark Kent. Por ello, el primer superhéroe que nos presentan es Green Arrow. Gracias a su incorporación a la trama, la ficción televisiva se aleja de su tono juvenil para madurar ligeramente. El carácter de heroicidad que más acerca a esta narración serial a los tebeos en los que se basa se da en el undécimo capítulo de la sexta temporada «Justice». Este capítulo reúne al arquero esmeralda, Impulse, Aquaman, Cyborg y Boy Scout, apodo de Clark, en una suerte de Liga de la Justica de América. El éxito de reunir a varios superhéroes se repitió en el futuro destacando episodios como «Legion» en la octava temporada o «Absolute Justice: part 1» y «Absolute Justice: part 2» en la novena temporada, contando estos tres últimos con la colaboración de Geoff Johns. Lee el resto de esta entrada

Fairy Tail: arco de Lullaby

Estándar

El arco de Lullaby prosigue la historia de Fairy Tail. Esta saga comprende los capítulos del manga: «El mago con armadura», «Natsu en el tren», «Canción maldita», «El shinigami ríe dos veces», «Titania», «Hadas en el viento», «¡¡Capturad a Kageyama!!», «La magia de la doncella», «Llama y viento», «¡Imposible! ¡Natsu no puede ganar!», «Para vivir con fuerza», «¡¡¡El equipo más poderoso!!!», «Natsu vs. Erza» y «Crimen y castigo». La trama de este arco narrativo se basa en la misión de Fairy Tail de confiscar la flauta mágica Lullaby que el gremio oscuro de Eisenwald ha obtenido para llevar a cabo un asesinato múltiple. En el transcurso de esta tarea se constituye el equipo de magos formado por Natsu Dragneel, Happy, Lucy Heartfilia, Gray Fullbuster y Erza Scarlet. A su vez, se presentan estos dos últimos personajes y las magias que usan así como la organización general de los gremios mágicos y su jerarquía.

Erza Scarlet, apodada Titania, regresa al gremio de Fairy Tail tras terminar con éxito una misión. Por el camino de vuelta escucha en un bar a unos magos oscuros hablar de la reciente adquisición de la flauta mágica Lullaby. En la conversación aparece el nombre de Erigor, el Shinigami. Decidida a hallar la verdad sobre este asunto, Erza le pide ayuda a Natsu y Gray que se unen a ella junto a Lucy y Happy. Su misión es ir al gremio oscuro Eisenwald, donde trabaja Erigor, para descubrir sus plantes y detenerlos. El dragon slayer acepta formar equipo con la condición de que al finalizar el trabajo se bata en duelo contra Erza. En el viaje se descubre que la magia de esta maga es la de Requip: knight. Es decir, invocar una armadura y espadas distintas según el tipo de contrincante al que se enfrente. Por su parte, la de Gray se denomina Ice Make, un tipo de magia de creación de hielo. Al desplazarse desde Magnolia hasta la población donde se localiza el gremio oscuro de Eisenwald se utiliza por primera vez un vehículo mágico o SE-plug que se alimenta del poder mágico de un mago.

Otro aspecto que amplía el universo narrativo de este manga es la jerarquía de los gremios de magos. En líneas generales, existen de dos tipos: los gremios legales y los oscuros. Los primeros los lidera un maestro que se reúne con sus homólogos habitualmente para tratar temas que conciernen al mundo mágico. Por encima de ellos se halla el consejo mágico que está formado por individuos de alto nivel mágico que legislan sobre los gremios legales para que reine la concordia y la harmonía entre todos. El objetivo de Erigor, una vez obtenido el Lullaby, es romper el sello de la flauta y hacerla sonar en la reunión actual de maestros de gremios de magos para eliminarlos. Este objeto mágico posee la capacidad de matar a grandes multitudes con su melodía, lo cual la convierte en un arma ideal para asesinos como este mago de viento. El equipo de Natsu, al conocer este plan, idea detenerlo. Lee el resto de esta entrada

Canciones de carpe diem

Estándar

Las canciones que expresan el carpe diem se enfocan en enfatizar las ganas de aprovechar al máximo el presente para vivirlo con determinación, optimismo y alegría. Cada minuto de cada día cuenta. Lo que hagamos con este tiempo depende de nosotros. Estas piezas musicales nos invitan a replantearnos inmediatamente la forma en la que disfrutamos de cada segundo para disfrutar de él porque la vida es efímera y si no la empleamos en actividades que nos impacten, nos veremos absorbidos por la desidia. A modo de ejemplo, ilustran este canto al presente las melodías «Hoy puede ser un gran día» de Joan Manuel Serrat, «Sólo se vive una vez» de Azúcar Moreno, «Llença’t» de Lax’n’Busto y «Hoy toca ser feliz» de Mägo de Oz.

«Hoy puede ser un gran día»

Esta sintonía de Joan Manuel Serrat, procedente del disco En tránsito (Ariola, 1981), anima a exprimir el día que comienza desde de principio a fin. Aunque no sepamos qué nos depara el presente, debemos dar un paso al frente para realizar actividades que nos alejen del ensimismamiento del mundo desde la ventana para salir a realizar lo que queremos lo antes posible. Asimismo, la letra nos envalentona a superar obstáculos que, si bien no todos se pueden solventar en veinticuatro horas, con tesón y perseverancia los sobrepasaremos mañana.

«Sólo se vive una vez»

Este tema de Azúcar Moreno, originaria del álbum Esclava de tu piel (Sony International, 1996), incide en el hecho de que hay que desinhibirse porque solo contamos con una vida y nosotros decidimos qué hacer con ella. En clave simbólica de mover el esqueleto en la pista de baile, se incide en que una persona tiene que dejarse llevar en todo momento sin dejarse llevar por las habladurías ajenas. Al liberarse de los peros que nos alejan de nuestros objetivos, viviremos el presente antes de que este se apague.

«Llença’t»

Esta composición musical de Lax’n’Busto, procedente de su trabajo Llença’t (Discmedi, 2000), infunde coraje para volverse a levantar tras una caída, continuar con una meta deseada porque los golpes, aunque duelan, nos hacen más fuertes. Por muchas penalidades por las que pasemos, por mucho que nos cueste, la letra de esta pista de audio nos invita a seguir caminando hacia adelante. Este mensaje de seguir luchando se enmarca en hacerlo ya sin esperar a que el ahora pase. Hay que aprovechar el presente porque es único, irrepetible y efímero. Lee el resto de esta entrada

Hacer o no hacer

Estándar

Factbook El libro de los hechos (Diego Sánchez Aguilar, Candaya, 2018, Avinyonet del Penedès) arranca con el asesinato por ahorcamiento del presidente de la CEOE en una de las vallas publicitarias de Osborne con forma de toro. El suceso está firmado por el grupo Factbook. Las reacciones de este homicidio por parte de Rosa, Gustavo y un par de expertos sobre la materia encierran reflexiones sobre la acción o inacción de los ciudadanos ante la eterna crisis de un sistema corrupto e impune. A través de estas tres voces narrativas la novela invita a pensar en si se está actuando lo suficiente para luchar contra esos gobiernos que favorecen al poder y ahogan al ciudadano de a pie. La sociedad representada en esta obra refleja una futura imagen deformada de lo que podría ser España tras la crisis de 2008, siguiendo la estela de la austeridad, los recortes y el retroceso en políticas sociales.

El título de la obra y, por ende, el de la agrupación homónima contiene una doble referencia significativa. Tomando la palabra inglesa se ve claramente un guiño a la red social Facebook, ya que entre ambos vocablos solo cambia una letra. Asimismo, el significado de esta organización recuerda al Libro de los hechos o Libro de los Apóstoles de la Biblia. Partiendo de estos dos simbolismos que guarda el nombre de la novela se puede dilucidar que nos encontramos ante un texto reivindicativo donde la acción predomina ante el pensamiento. Este binomio entre el hacer y el pensar se va planteando en las tres voces narrativas que vertebran esta historia, especialmente en Rosa. Ella formó parte del movimiento 15M, tuvo un pasado de activismo contundente contra los círculos de poder y en el presente narrativo, sin embargo, observa. Mira con detenimiento el devenir de los ahorcamientos a figuras poderosas como acto subversivo. Al igual que ocurrió con el movimiento de los indignados, estas muertes parecen ser la chispa de una revolución.

Sin embargo, el silencio mediático ante estos asesinatos es sepulcral. Los medios de comunicación son tratados en todo momento como cómplices de los caprichos del poder dominante, orquestando qué noticias conocerá la gente y cuáles no. La realidad está ahí fuera. La ventana mediática refleja una imagen translúcida que se recalca en la obra con la música del telediario o la ausencia de información de la organización Factbook. Esta creación de dos realidades paralelas, a su vez, parta probablemente de la servidumbre que en nuestra sociedad se da entre ciertos grupos mediáticos con empresarios y políticos que seleccionan una narrativa que ofrecer a los ciudadanos alejada de criterios periodísticos. Lee el resto de esta entrada

La mirada ingenua de Peter McDowell

Estándar

El viaje de Peter McDowell (David Sainz, Diffferent Entertainment, 2009) narra las experiencias de un turista británico en Andalucía donde va movido por la curiosidad de conocer la tierra de su abuelo. La mirada ingenua de Peter McDowell hacia los andaluces que va conociendo por el camino enfatiza el cuadro costumbrista que se plasma en esta miniserie. El punto de vista externo que ofrece el personaje logra un contraste ente la imagen estereotipada que él cree se va a encontrar y una realidad repleta de picaresca, hospitalidad y camaradería. La inocencia propia de este inglés, a su vez, funciona como recurso cómico que probablemente beba de situaciones cuotidianas entre ciudadanos locales y turistas en las que muchas personas se han topado.

Peter McDowell se presenta a sí mismo como un escritor fascinado por la cultura de la tierra de su abuelo. Él idolatra Andalucía. Cree que el sur de España está poblado por flamencas, toreros, casas blancas y un aire festivo que le da un color especial. Al emprender su viaje y aterrizar en la tierra soñada, descubre el calor sevillano del verano y los engaños. Confunde a un ladrón que le roba las zapatillas deportivas con un surfista que le ha intercambiado su calzado, a un taxista que recorre varios quilómetros entre dos puntos cercanos con una ruta turística con una persona desinteresada y a un hostal con final feliz con un hospedaje corriente. Pese a sus estudios sobre la cultura andaluza y su condición de novelista, carece de malicia.

Precisamente, esta inocencia funciona como recurso cómico a la vez que satiriza los estereotipos andaluces. Estos recaen en los primeros encuentros de Peter con las primeras personas que conoce en su tierra soñada. Debido a que el personaje va vestido con traje, camisa blanca, gafas y un peinado impecable, se convierte en el blanco de pequeños engaños como los mencionados anteriormente. No es hasta que le enseñan a robar melones en un huerto cuando empieza a integrarse lentamente entre los andaluces. En menor medida, le siguen tomando el pelo. Como parte de su inmersión en la región natal de su abuelo, la ingenuidad de Peter sirve para recalcar también trabajos mal pagados. La picaresca española continúa flotando en el aire de estos ambientes laborales sin que el chico inglés la inhale. Lee el resto de esta entrada

Derrotas

Estándar

Los girasoles ciegos (Alberto Méndez, Anagrama, Barcelona, 2004) es un compendio de cuatro relatos sobre cómo sobrevivieron algunas personas el principio de la posguerra e inicios del Franquismo. Un soldado que se rinde, una pareja que se cobija en la montaña, un preso que miente para alargar su vida o una familia que oculta un secreto vertebran los cuentos de las derrotas de hombres y mujeres en los primeros años de la posguerra. En estas historias reina el miedo, el lenguaje oculto, el nuevo orden y la iglesia que construyeron una realidad autoimpuesta tras un conflicto bélico. Los personajes cuya voz descubrimos en estos textos nos muestran la cotidianeidad por la que se movían en aquel episodio concreto de la Historia de España. A cada uno de ellos el autor le otorga un discurso narrativo que enfatiza el carácter del personaje, lo que recuerda y lo que omite por temor u olvido. Las cuatro derrotas de estos escritos podrían haber sido hechos históricos de personas que malvivieron durante estos años. Esa delgada línea entre ficción y realidad convierte este conjunto de relatos en un ejercicio necesario de memoria histórica.

El miedo es una fuerza poderosa. Ante una situación extrema de la que no hay una salida indolora, se nos hiela la sangre ante los peligros que nos acechan. El temor a la muerte de la mano de otros sobrevuela esta obra. Al aceptar el último destino, el pavor que eriza la piel de algunos personajes de estos escritos se desvanece como le sucede al capitán Alegría en «Primera derrota: 1939 o Si el corazón pensara dejaría de latir». La Guerra Civil está a punto de terminar con su bando como vencedor. Aun así, se rinde ante las tropas enemigas debido al sinsentido del conflicto bélico. Sabe que esa decisión acortará su vida. Pese a ello, continua adelante con ella hasta las últimas consecuencias. Le gana la batalla al miedo. En cambio, este terror ante la incertidumbre de saber qué pasará mañana consume a los que se esconden de los emisarios del régimen franquista. Ocultos esperan la oportunidad para huir o morir de hambre. Convivir con esa incerteza debe resultar agotador como refleja el cuaderno de Eulalio Ceballos Suárez en «Segunda derrota: 1940 o Manuscritos encontrados en el olvido».

En tiempos de dificultades sentirse arropados por nuestros seres queridos o personas que están pasando por una situación similar a la nuestra nos ayuda a aguantar cada golpe hasta que se quiebre nuestra voluntad. La mayoría de personajes que asumen la derrota de la guerra y temen por su porvenir en un país cuya ideología no comulga con la suya resisten porque no están solos. Esta necesidad de compañía en la que cobijarse se reitera en todo momento a la vez que la ausencia de alguien con quien compartir este revés enloquece incluso al más valiente. Según el texto, la soledad en un contexto sociopolítico como la posguerra española puede incrementar las ganas de morir para los derrotados fueran del bando que fueran. Lee el resto de esta entrada

El vampirismo como virus

Estándar

El vampirismo como virus es tratado en la saga cinematográfica Underworld (Screen Gems, 2003 – presente) y en el film Daybreakers (Lionsgate, Michael y Peter Spierig, 2009) como origen de la raza vampírica que en ambas obras se muestra. En la primera franquicia, que cuenta con cinco películas, se narra que los vampiros nacieron de la combinación de la mordedura de un murciélago en la sangre inmortal de Marcus Corvinus, el primer vampiro. Los siguientes miembros de la nueva especie surgirían por mordedura de uno de estos seres nocturnos hacia humanos. Por su parte, en el largometraje de los hermanos Spierig la raza de los vampiros surge como consecuencia de una pandemia vírica que ha llevado a la raza humana al borde de la extinción. A diferencia de la gran mayoría de cine sobre vampiros, en estos dos casos se parte de la ciencia para explicar el nacimiento de uno de los seres sobrenaturales más populares de la Historia.

En las dos primeras cintas de Underworld se profundiza en las raíces del linaje entre vampiros y licántropos. Ambas especies comparten un antepasado común: Alexander Corvinus. Este individuo que vivió siglos antes del presente narrativo del primer film de la saga cinematográfica fue el único superviviente de una plaga que acabó con toda la población de la aldea en la que vivía. Su sangre se volvió inmune a este virus desconocido mutando de forma que el patriarca del clan Corvinus se convirtió en el primer inmortal. Tras el incidente, tuvo tres hijos que, igual que su padre, poseían sangre inmortal: Marcus, William y un tercero cuyo nombre no se desvela. El primero fue mordido por un murciélago y, como mecanismo de defensa, su sangre se mezcló con la de la rata alada para transformarse en el primer vampiro. El segundo hijo fue mordido por un lobo, lo cual dio como resultado el nacimiento de la licantropía. El tercero, sin embargo, permaneció humano y su descendencia pasó desapercibida hasta Michael Corvin que comparte la sangre inmortal de su ancestro. El virus del vampirismo en este caso se refleja como resultado de mutaciones genéticas en la sangre del linaje Corvinus.

La expansión de este patógeno a lo largo de los años sigue las pautas clásicas de transmisión vampírica de que cuando un humano es mordido por un vampiro se transforma en uno si no muere e ingiere sangre. Como novedad, se establecen rangos entre los chupasangres que, hasta ahora, se dividen en cuatro grupos: los ancianos, que han sido convertidos por Marcus; los que han sido transformados por la primera generación, los híbridos vampiro-licántropo o licántropo-vampiro debido a que por sus venas fluye sangre Corvinus mezclada con los virus de las dos especies y, finalmente, los vampiros que han bebido sangre de Alexander Corvinus. Cuanto más cerca se halla uno de estos seres de la sangre Corvinus más poderosos son. Viktor y Amelia, del primer grupo, poseen más fuerza, resistencia y la habilidad de compartir recuerdos al beber la sangre de otro vampiro. Por su parte, Selene tras incorporar a su organismo la sangre de Alexander Corvinus adquiere mayor fuerza y el poder de caminar a la luz del día. Lee el resto de esta entrada

Afrontar la pérdida

Estándar

En Siberia. Un año después (Daniela Alcívar Bellolio, Candaya, 2019, Avinyonet del Penedès) se afronta la pérdida de un hijo recién nacido. A través de un texto fragmentario la narradora va recorriendo escenas de su pasado que, ante el duelo que está sufriendo, se replantea desde su nueva situación a la vez que revivir esos momentos le puede ayudar a reconfortarse. Este viaje en retrospectiva es doble, ya que ella regresa a algunos de estos espacios que residen en su memoria durante la mudanza hacia el hogar en el que iba a formar una familia. Ante una muerte tan precipitada en la voz narrativa queda una huella doliente que se describe a lo largo de la obra con secuelas físicas y mentales con las que ella debe aprender a convivir.

Existe la viudez, la orfandad y, sin embargo, no hay palabra que exprese la muerte de un hijo aunque haya propuestas como huérfilo cuyo uso aún no se ha extendido en la lengua española. Cuando el hijo apenas ha nacido el dolor de la madre que ha sentido cómo el bebé ha ido creciendo durante meses en su vientre recorre cada gramo de su ser como una tortura eterna ante la vida que pudo haber sido y nunca fue. A raíz de esta congoja, Alcívar Bellolio vertebra el proceso de duelo de la narradora en un texto fragmentario donde reflotan recuerdos entremezclados con el presente del texto. La combinación de ambos tiempos narrativos compara su yo de antes con el de ahora, la añoranza de los paisajes que configuran su infancia y adolescencia con un panorama contemporáneo poblado de animales muertos, enfermos o heridos. Las marcas de las lesiones físicas de perros o gatos se yuxtaponen con las que la cesárea del hijo fallecido de la narradora ha dejado en su cuerpo, en su mente, en su dolor.

La voz narrativa recorre distintos lugares de Ecuador y Argentina en viajes por la memoria y en los que realiza tras la muerte de su hijo rumbo al hogar donde iba a verlo crecer. Los paisajes del pasado los atesora con cariño aunque algunos por su geografía abundan en oscuridad. A modo de ejemplo, la narradora recorre Salinas rememorando una escena de su infancia donde visitó con su padre el mirador del acantilado ecuatoriano de La Chocolatera, situado a pocos quilómetros de la playa de Chipipe. La bravura del mar en el primer punto del litoral contrasta con la calma del segundo, lo cual hace reflexionar a la narradora a la vez que retumban en su mente las palabras de su padre cuando le dijo que si ella se caía a las rocas, él se lanzaría al mar también. En este recuerdo familiar se recalca la suma de imágenes antitéticas que aparecen a lo largo de la obra que se retrata con gran acierto. El tono doliente de la novela continúa en las páginas que componen Un año después, texto inédito en la edición de Candaya. Lee el resto de esta entrada

Purgatorios isleños en Lost y Arrow

Estándar

Lost (Jeffrey Lieber, J.J. Abrams y Damon Lindelof, ABC, 2004 – 2010) y Arrow (Andrew Kreisberg, Marc Guggenheim, Wendy Mericle y Beth Schwartz, The CW, 2012 – 2020) convergen en usar una isla en medio del océano Pacífico como purgatorio para algunos de los personajes de ambas ficciones televisivas. Partiendo del relato del náufrago, los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic Airlines y los de Queen’s Gambit viven aislados del mundo en un pedazo de tierra rodeada de mar donde afrontarán experiencias que les llevarán a endurecerse por fuera y por dentro con el objetivo de sobrevivir. Como resultado, se transforman en mejores personas al salir de este espacio inhóspito que les pone a prueba constantemente. El concepto de purgatorio se utiliza de forma alegórica durante la estancia en la isla, ya que esta ejerce de prisión reformatoria. A su vez, en la ficción televisiva de Arrow el nombre de la isla en la que naufragan Oliver Queen y Sara Lance, Lian Yu, significa purgatorio en chino.

Durante siglos varias personas han sido atraídas a la isla. Han llegado, vivido, luchado entre ellos, algunos elegidos la han protegido de una fuerza oscura que la misma isla protege y algunos espíritus de los que han muerto allí están atrapados en ella. La naturaleza de la isla sin nombre de Lost mezcla el misticismo con la ciencia en un delgado equilibrio que ha dado pie a incontables teorías. Sin embargo, a través de la experiencia de los personajes que la habitan se acentúa cómo las dificultades por las que pasan, orquestadas algunas de ellas por Jacob y su hermano, acaban con ellos o los fortalecen para dejar atrás la persona que eran cuando pisaron este lugar por primera vez. Los pocos supervivientes que consiguen huir de la isla la llevan en su interior durante toda la vida porque aquel extraño lugar los transformó. La ausencia de este espacio perdido en medio del mar se refleja en los flash-sideways que muestran una narrativa alternativa de algunos personajes en una realidad donde la isla está bajo el agua. Este mundo paralelo acaba siendo una versión del Más Allá donde los supervivientes del vuelo815 de Oceanic Airlines se reencuentran después de morir reflejando el aspecto que poseían al conocerse. Ante el vacío narrativo que deja la isla en estas historias se recalca su función como purgatorio, ya que los flash-sideways se caracterizan por una calma espiritual que apenas experimentaron en vida estos personajes en su estancia en la isla.

En Arrow el uso del purgatorio isleño es distinto en gran parte de esta narración serial basada en el superhéroe de DC Comics Green Arrow. Oliver Queen y Sara Lance naufragan en Lian Yu, se enfrentan a las inclemencias de vivir en una isla supuestamente desierta, a soldados que intentan matarles y a dejar atrás los jóvenes despreocupados que fueron. Salen de formas distintas y sus caminos se separan por un tiempo. Al reunirse, él es un vigilante que lucha contra el crimen de Starling City, posteriormente rebautizada como Star City, mientras que ella se ha convertido en miembro de la Liga de Asesinos comandada por Ra’s al Ghul. Pese a su breve estancia en ella, la isla los pone a prueba, los golpea, los endurece y los inicia en la senda que los llevará a ser los protectores de su ciudad. Para Oliver, Lian Yu se convierte en un retiro en el que reflexionar, entrenar y sentirse libre, ya que esta isla está aislada del mundo y es de difícil acceso. Tras su reaparición pública después de cinco años de que naufragara junto a su padre y Sara, el vigilante de Star City usa la isla usa como prisión de máxima seguridad de A.R.G.U.S, campo de batalla de la lucha final contra Prometheus y en su última aparición, se manifiesta como un purgatorio en el sentido cristiano del término durante el crossover de Crisis de Tierras Infinitas. En este especial televisivo Lian Yu hace gala de su nombre siendo la materialización del purgatorio para el espíritu de Oliver Queen. Su refugio en vida lo es en la muerte. Lee el resto de esta entrada

El libro de David y Jose

Estándar

El libro de Estopa (David y José Muñoz y Jordi Bianciotto, Espasa, Barcelona, 2020) relata la Historia de Estopa desde su infancia hasta el inicio de la Gira Fuego. Las memorias del dúo cornellanense, recogidas por Jordi Bianciotto, se estructuran en tres grandes bloques: Los orígenes, Los discos y las giras y Planeta Estopa. En este tríptico estopario el periodista musical de la mano de los hermanos Muñoz y algunos de sus allegados nos sumerge en vivencias, anécdotas, conversaciones y datos sobre David y Jose Muñoz recogidos con un rigor que se palpa en la prosa fluida que discurre por esta obra. En el texto se intercalan diálogos entre Bianciotto y Estopa con el repaso de la experiencia vital de dos artistas que hace más de veinte años llegaron para quedarse en los corazones de miles de estoperos. Acompañadme en este viaje por el cosmos estopario.

Entre el barrio de Sant Ildefons de Cornellá de Llobregat y Zarza Capilla transcurrió la infancia y adolescencia de David y Jose Muñoz. Los recuerdos de los lugares de su niñez, sus primeros profesores musicales y el sentimiento de sentirse con orgullo hijos de su barrio fue alimentando a dos hermanos inseparables que escuchaban canciones de Los Chichos, Pimpinela, Peret y Junco a quién oían cantar al salir de clase. Para conocer de qué manera ellos deambulan entre las calles de su vecindario y el pueblo de sus padres, esta obra ahonda en el árbol genealógico de los Muñoz desde las emigraciones de sus padres de Extremadura a Cataluña pasando por la importancia del tío Lolo en su educación musical o el papel de la abuela Juliana en sus vidas. Antes de la música, la familia. Este es uno de los pilares sobre los que se vertebra este relato donde todo lo que vino después de 1999 habría tomado otra dirección si no fuera por los lazos inquebrantables que David y Jose poseen entre ellos y los suyos. Cartografiando los viajes entre la ciudad que los vio nacer y de la que proceden sus padres se recalca el papel clave de la familia en la historia de Estopa.

Dentro de este ambiente existen otros lugares que, al unirlos, trazan el crecimiento personal del dúo cornellanense. Se trata de espacios como el bar La Española, regentado por los padres de los hermanos Muñoz, las fiestas de Zarza Capilla y las historias que, poco a poco, iban aflorando en las mentes adolescentes de David y Jose. Fue en el bar de sus padres donde conocieron a Emilio Hita, su primer maestro de guitarra, cuyas enseñanzas ampliaron con las clases que les dio Jordi Robert i Pitarch. Tras las primeras lecciones, llegaron las primeras piezas musicales de los dos chicos que conoceríamos tiempo después como Estopa. En estos años se ubican temas como «El periquito», «El ballenero» o «El llanto del poeta». Algunos de los versos de estas composiciones han visto la luz por primera vez entre las páginas de esta obra, lo cual la enaltece como texto estopero.

Entre este período y el nacimiento de la emblemática maqueta que circuló por todas partes hace más de dos décadas, David Muñoz hizo la mili, su hermano trabajó en un restaurante de Barcelona para después unirse a su hermano mayor en la fábrica Novel Lahnwerk, filial de Seat, donde elaborarían piezas de vehículos y musicales. El primer premio en el II Concurso de cantautores del barrio de Horta de Barcelona en 1998 lo invirtieron en grabar las canciones de la maqueta donde se incorporaron temas hoy inéditos como «Sentir diferente», «La cosa está mu mala», «Més vi» o «Follarte». Las tres primeras las han interpretado en algún concierto mientras que la última reside en el baúl de las pornocanciones junto a la versión íntegra de «Feliz». Igual que ocurre con las primeras composiciones musicales de Estopa, en estas memorias se recogen algunos versos de estas melodías primigenias como los siguientes de «Més vi»: Lee el resto de esta entrada